A lo largo de la situación sanitaria, el grupo Air France-KLM ha demostrado su resiliencia y será una de las infraestructuras para la construcción del mundo post-Covid. Mirando hacia el futuro, nuestras 3 marcas (Air France, KLM, Transavia) tienen rutas claras para respaldar la ejecución de la estrategia del grupo durante los años venideros. Las aerolíneas revisan internamente la mejor opción de transformación para adaptarse a una realidad post-Covid, incluso a través del cambio de tamaño y reestructuración.

El grupo se embarca en un nuevo capítulo en su historia. En primer lugar, viajando de manera diferente: la seguridad sanitaria es la prioridad absoluta. Queremos garantizar el mayor nivel posible de seguridad sanitaria para nuestros pasajeros y empleados. El uso obligatorio de cubre bocas, control de temperatura, desinfección de la cabina, se está haciendo todo lo posible para concebir las nuevas condiciones de viaje. Como pioneros en seguridad de la aviación, también lo seremos en la seguridad de la salud.

Líder reconocido en la transición energética de la industria aérea durante los últimos 15 años, el Grupo se está preparando para acelerar su compromiso con la transición ambiental. Tanto Air France como KLM reducirán las emisiones de CO2 por pasajero / km en un 50% entre el presente y 2030, y en relación con 2005.

La utilización de biocombustibles de segunda generación es clave y participaremos plenamente en el establecimiento de la industria europea de biocombustibles para la aviación. En tanto que eje de competitividad al servicio de todo el sector económico en Francia, los Países Bajos y otros lugares de Europa, el Grupo demostró ser vital durante la crisis y lo será nuevamente para el relanzamiento de nuestras economías, al servicio de todos nuestros clientes.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    “Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia”.

  • author's avatar

Deja tu comentario.