El misterioso Boeing 727 que fue visto en Kabul tras las explosiones

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 26 de agosto se llevó a cabo el ataque terrorista en el Aeropuerto de Kabul que mató a más de 70 personas, incluyendo afganos y militares estadounidenses, en medio del caos de cientos de personas tratando de huir de la ciudad. Unas horas después, las cámaras de Reuters captaron la llegada de un Boeing 727 de carga totalmente blanco, que destacó entre los aviones militares.

FRACTIONAL

En el mundo conectado de hoy, no fue difícil identificar que la misteriosa aeronave era un Boeing 727-200 de 41 años de edad, con la matrícula de Kenia 5Y-IRE, su número de serie es el 21931, fue bautizado como «Irene» y es operado por la compañía Safe Air. Pero lo importante era por qué estaba ahí.

La periodista Erika Gibson del Mail and Guardian de Sudáfrica realizó un trabajo de investigación y gracias a él se pudo saber que al mando del jet estaba el Capitán Niel Steyl, quien durante representa y vuela para Safe Air, una aerolínea chárter de Kenia. Steyl y su equipo tienen contactos en todo el mundo y se encontraba en Kulob, Tayikistán, cuando recibió una llamada de emergencia del Departamento de Estado de EE.UU. para solicitar asistencia inmediata después del ataque terrorista. Steyl había estado trabajando con EE.UU. en la retirada de tropas varios meses y comentó:

Recibimos una llamada telefónica desesperada de funcionarios del Departamento de Estado de EE. UU., después del ataque suicida en Kabul, preguntándonos si estaríamos dispuestos a ayudar con los vuelos de rescate… La urgencia se ha vuelto crítica para evacuar a un grupo de fuerzas especiales afganas y sus familias. Han estado ayudando a las fuerzas estadounidenses en el país durante muchos años. Como tal, sin duda los hubieran asesinado los talibanes, ya que se los considera traidores «.

Después de aterrizar en Kabul, el avión fue llevado a un área cerca de un cobertizo del aeropuerto, donde se escondía el ejército afgano. Temiendo que las cosas se salieran de control, Estados Unidos quería sacarlos de allí lo antes posible. Según el comandante, se necesitaron solo 40 minutos para cargar a 308 personas en el 727 configurado para carga.

Esperábamos un grupo abatido, pero nos sorprendió gratamente el grupo bien hablado y bien vestido, a pesar de haber estado escondidos en un almacén en condiciones adversas durante una semana. Fue gratificante sentir su alivio y gratitud por haber llegado a tiempo para salvarlos”.

Un vuelo no fue suficiente, por lo que se organizó una segunda operación, esta vez con 329 personas más en el clásico 727. Todo el contingente se llevó a Tayikistán de manera segura, aunque solo descubrieron su destino después de aterrizar. Y lo mejor, el ejército Talibán no pudo impedir su salida.

Foto: Safe Air

RELACIONADO
Qatar conversa con los talibanes para operar el Aeropuerto de Kabul
  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com