En una búsqueda por sustituir a los longevos aviones rusos civiles, La Corporación Aeronáutica Unificada Rusa (OAK), está lista para iniciar las pruebas en tierra del nuevo prototipo comercial ruso MC-21-300 que el pasado 28 de abril salió de la línea de montaje final en la fábrica en Irkutsk, Siberia.

Como estaba previsto, luego de la presentación oficial del avión de pasillo único el año pasado, se centrarán en una serie de ensayos en tierra, incluyendo, rodaje a altas velocidades, prueba del tren de aterrizaje, abastecimiento de combustible, arranque y comprobación de motores, entre otras, antes de su primer vuelo que podría llevarse a cabo antes de este verano.

La primera versión del avión, MC-21-300 tendrá una configuración entre los 180 a 200 pasajeros, mientras que el segundo avión, MC-21-400 tendrá espacio para más de 200 personas y una autonomía entre los 5.555 a 6.000 kilómetros.

A parte de ser un modelo que fungirá como remplazo de los aviones civiles, Túpolev y Yákovlev, promete competir en el mercado dentro del segmento de pasillo único; sus rivales más cercanos serán los Boeing 737 y Airbus A320.

Se espera que el cliente de lanzamiento de la primera versión sea la aerolínea Aeroflot que realizó un pedido por 50 aviones; según fuentes cercanas los primeros equipos podrían ser entregados a finales del 2018, o a principios del 2019. El fabricante aún no ha revelado la fecha exacta del primer vuelo.

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.