El nuevo sexenio: ¿Tendremos aviación?

La Aviación mexicana y el fin del sexenio presidencial

En abril pasado, hice la primera entrega con este título.

En esa ocasión manifesté mi preocupación por los pendientes que tendría la actual administración, así como la incertidumbre de quien sería el nuevo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Pasadas las elecciones aquí en México y seguros de que la tendencia de votación ya no cambiará, podemos asegurar que la propuesta de la Administración López Obrador para el sexenio 2018-2024, el titular de la SCT será el Ingeniero Javier Jiménez Espriú.

El Ingeniero Jiménez Espriú es egresado de la Escuela Nacional de Ingenieros de la Universidad Nacional, de donde fue director de la Facultad de Ingeniería de 1978 a 1982. Pero el Ingeniero Jiménez Espriú no es ajeno a la aviación.

Formó parte del consejo de administración de Aeroméxico y fue Directivo en la Compañía Mexicana de Aviación en una época entre 1978 y 1982 época en la que ambas aerolíneas contaban con participación mixta del Gobierno Federal.

A quien muy seguramente será el encargado del Transporte en México, se le conoció recientemente por el tema del nuevo aeropuerto, pues fue el Ing. Jiménez Espriú quien defendía la tesis de crear una pista paralela en el Aeropuerto Militar de Santa Lucía en lugar del terreno en Texcoco.

Aparentemente, quien será el nuevo presidente de la República, aceptó el mantener el proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco, de ello se desprende que su equipo de gobierno no dará marcha atrás al proyecto que ya se encuentra en desarrollo.

Pero nos quedan dos temas que serán fundamentales en esta transición que se avecina: El primero, es conocer cuál es la visión global que tendrá la nueva administración en materia de aviaciones, general, privada, comercial y militar.

El segundo, siendo el pilar del desarrollo para nuestra industria es saber si estarán en disposición de escuchar no solo a la CANAERO, sino a toda la aviación en conjunto y aprovechando la mayoría Legislativa en el Congreso, poder aprobar de emergencia los cambios tan necesarios en los artículos y reglamentos que tenemos pendientes desde hace tiempo.

Esos artículos y reglamentos que no nos han permitido avanzar en el tema de licencias, revalidaciones, convalidaciones, exámenes en repetición, trámites innecesarios y dejar bien entendido, que la aviación no es una mina de oro inagotable.

Tenemos que hacer llegar el mensaje al nuevo presidente, al secretario de Comunicaciones y al nuevo director de Aeronáutica Civil, que la aviación trae aparejados miles de empleos, fuertes ingresos económicos al país y bienes y servicios.

Pero lo urgente, es hacer de su conocimiento que la aviación no es un bien suntuoso, es una necesidad básica de transporte y una herramienta de desarrollo para las diferentes empresas que crean empleos en el país.

Si preservamos, mejoramos y cambiamos la forma de ver a la aviación como lo señalo en los renglones anteriores, quienes trabajan en el sector gubernamental saldrán beneficiados de igual forma.

Tenemos la obligación de hacer ganar a ambas partes: Gobierno y Empresas.

¡Vuelos seguros para todos!

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com