Emirates: una historia de éxito… ¿subsidiado?

Tiempo de lectura: 6 minutos

Emirates Airlines es una de las tres grandes aerolíneas de los Emiratos Árabes Unidos, país fundado apenas en 1970. La aerolínea tiene su sede en Dubái y es subsidiaria de The Emirates Group, es la más grande de Medio Oriente y ha logrado un crecimiento impresionante, su red de destinos abarca 133 ciudades en 80 países en cinco continentes, más operaciones de carga y de vuelos privados.

Telegram

Es un ícono de la aviación mundial, ejemplo de gran servicio, lujo y eficiencia, con la flota más grande del mundo de aviones de cabina ancha. Pero al mismo tiempo muchas aerolíneas del mundo la acusan, junto con Etihad y Qatar Airways, de haber crecido gracias a los subsidios y apoyos del gobierno emiratí y no por recursos propios, por lo que sería una competencia desleal para los competidores extranjeros.

A pesar de ellos es una de las principales aerolíneas a nivel mundial en términos de pasajeros transportados, ingresos y flota, así como una de las principales empresas de carga medida en toneladas de carga por kilómetro volado. Y cuenta además con 4 de las rutas más largas del mundo, al operar vuelos sin escalas desde Dubái a Los Ángeles, San Francisco, Dallas/Ft. Worth y Houston.

El inicio

Los orígenes de la aerolínea son recientes, n 1984, el jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, entonces ministro de Defensa de los EAU y miembro de la familia real progresista de Dubái, le pidió a sir Maurice Flanagan, entonces director gerente de dnata, que estudiara la posibilidad de crear una compañía aérea. En diciembre de ese año, ya estaba listo un plan de negocios completo y se eligió el nombre de “Emirates” para la nueva aerolínea. El modelo sería similar al de KLM de los Países Bajos, con un gran centro de operaciones para ofrecer conexiones aprovechando su posición entre Europa, Asia y África, no dependiendo solamente del tráfico origen-destino de Dubái.

En marzo de 1985, se le encargó la ambiciosa misión de poner en marcha la aerolínea en 5 meses, con una inversión inicial de $10 millones de dólares. Le dijeron que la aerolínea tenía que tener buena apariencia, ser buena y ganar dinero, ya que no iba a haber ni subvenciones ni protección según la política de cielos abiertos de Dubái.

El 25 de octubre del mismo año se realizaron los primeros vuelos de la nueva Emirates con dos aviones en arrendamiento húmedo de Pakistan International Airlines, un Boeing 737-300 y un Airbus A300 B4. Su primer avión nuevo llegó hasta julio de 1987 cuando recibieron su primer Airbus A310-300. Durante los primeros 5 años la red creció a 14 destinos en países cercanos y Frankfurt, en Alemania, y la flota a 13 aviones A310-300 más los dos arrendados que seguían en operación; pero ante su dinámico crecimiento encargaron 6 A300-600 que llegaron a partir de 1989.

RELACIONADO
Emirates realiza su primer vuelo con pasajeros completamente vacunados contra COVID-19

La consolidación

Buscando distinguirse del resto de las aerolíneas, fueron los primeros en instalar un sistema de entretenimiento con pantallas para todos los pasajeros en 1992, ese mismo año se renovó el aeropuerto de Dubái y Emirates se trasladó a una terminal nueva de $2 millones de dólares. El mismo año hicieron su primer pedido a Boeing por 7 aviones 777 (que estaba en desarrollo) más 7 opciones; y fueron pioneros en ofrecer telecomunicaciones y servicio de fax en los aviones.

Hacia finales de la década abrió la Terminal 2 de Dubái con capacidad de 2 millones de pasajeros anuales e hizo a Airbus un nuevo pedido por 29 aviones A330-200. Al final de la década llegaban ya a 50 destinos llegando a Medio y Lejano Oriente, Europa, África, Asia Pacífico y Australia.

Durante la primera década del siglo XXI se continuó con un crecimiento impresionante, impulsado por una nueva terminal Sheikh Rashid en el Aeropuerto de Dubái que volvió a crecer en capacidad de pasajeros. En 2001 recibieron su primer Boeing 747 de un pedido de 6; y en 2003 el primer Airbus A340-500 de largo alcance, de un pedido de 10 más 8 de la serie -300. En el Show de Farnburough del 2000 hicieron el primer pedido del Airbus A380, muy moderado con 7 aviones y 5 opciones. Más adelante hicieron el pedido más grande hasta entonces por aviones Boeing 777, por 42 aviones por $9700 millones de dólares.

En 2007 invirtieron en otra de sus importantes subsidiarias en el aeropuerto de Dubái, Emirates Flight Catering con una inversión de $120 millones de dólares, con lo que podían controlar mejor la calidad de los alimentos y bebidas ofrecidos a bordo, sobre todo en sus clases premium. En 2008 abrió la Terminal 3 de Dubái, exclusiva para la aerolínea, con lo que volvió a crecer de manera importante su capacidad para atender pasajeros, sobre todo en tránsito que es el principal negocio de Emirates.

Hacia el final de la década la expansión de flota se reflejaba también en la red de rutas, llegando ya a 96 destinos incluyendo por primera vez ciudades de Estados Unidos, Canadá y Sao Paulo, en Brasil.

Por la supremacía del mundo

En la siguiente década no bajaron el ritmo de crecimiento, al contrario, aprovecharon la apertura del nuevo Aeropuerto Al Marktum en Dubái World Central y las operaciones de Emirates SkyCargo se mudaron ahí completamente para el 2014. Emirates había estado consideran sumarse a alguna de las alianzas mundiales pero prefirió mantenerse independiente para que sus decisiones no dependieran de consultar a otras aerolíneas. Pero firmó acuerdos de códigos compartidos con algunas aerolíneas que le resultaran convenientes, como Qantas de Australia.

En 2013 se inauguró la terminal Concourse A en el Aeropuerto, la primera diseñada específicamente para el Airbus A380. Cuenta con salones VIP para las clases Primera y Business por separado y abordaje directo a la cubierta superior del avión. En 2017 firmó también una alianza con la aerolínea Flydubai que además de los códigos compartidos, realizaron una mejor compatibilidad de horarios para conexiones entre ambas, así como optimización de sus redes.

Los reconocimientos comenzaron a llegar en 2012, cuando Air Transport World la nombró aerolínea del año; en 2016 Skytrax la nombró la mejor aerolínea del mundo y en 2014 Brand Finance la nombró como la aerolínea más valiosa de Medio Oriente con un valor de $3700 millones de dólares. En 2018 lanzaron las suites privadas de Primera Clase en los A380, con un lujo por encima de cualquier otra oferta de aerolíneas del mundo, con lo que tienen un producto realmente superior.

La flota de aviones de cabina ancha más grande del mundo

En cuanto a aviones, Airbus decidió no hacer una versión mejorada del A380 por lo que Emirates recortó el pedido que tenía con ellos y se quedará en 130 aviones, siendo de cualquier forma el operador más grande del mundo. A cambio pidió 50 A350-900. En cuanto a Boeing, había pedido más de 150 777X pero lo redujo hasta 88 aviones, pero compró 30 787-9. Tener una flota un poco más diversa les ayudará a tener aviones de distintos tamaños para distintos mercados, a diferencia de como estaban con solamente Boeing 777-200LR y -300ER más A380.

Aunque todavía no han podido regresar a todos los países que tenían en 2019, la aerolínea tiene una red oficial de 132 destinos en 78 países alrededor del mundo. Esto les da la facilidad de ofrecer realmente conexiones de un lado a otro del mundo a través de su Hub de Dubái, con el mejor servicio a bordo entre las aerolíneas de largo alcance. Algo que la aerolínea ha hecho bien es tener tripulantes de todas partes del mundo, por lo que hay sobrecargos de la mayoría de los países a donde vuelan y entienden mejor a sus pasajeros y pueden ofrecer un mejor servicio.

Su filial de carga Emirates SkyCargo se fundó también desde 1985 pero comenzó a operar de manera independiente en 2001 con un Boeing 747F, actualmente tiene una flota de 11 aviones 777F cargueros y atiende a 13 destinos independientes de la aerolínea de pasajeros, aunque se apoya mucho en esta también para el transporte de carga en su red de destinos.

Por último, Emirates Executive es una filial que puso en servicio en 2013 para ofrecer vuelos privados, cuenta con un avión Airbus A319 ACJ para 19 pasajeros, con suites privadas, comedor y baño con ducha.

El modelo a seguir por muchos

Aunque la aerolínea y los Emiratos lo niegan, Emirates ha sido acusada por aerolíneas norteamericanas y europeas de tener subsidios disfrazados para soportar su extraordinario crecimiento y por eso les parece una competencia desleal. No se ha demostrado nada pero la acusación está. Y sí, es difícil pensar que sin algún apoyo pudiera crecer de esa manera tan impresionante.

Pero también es un hecho de que ha sabido conformar una de las aerolíneas más grandes, más prestigiadas y más importantes del mundo, con su basta red y conexiones hacia todo el mundo. Con los aviones más equipados, los salones VIP más lujosos y un servicio a bordo difícil de igualar.

Fotos: Wikimedia Commons / Emirates

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com