Empresas adaptan sus procesos en épocas de distanciamiento social

Tiempo de lectura: 3 minutos

El mundo entero se encuentra aún adaptándose a las nuevas medidas de distanciamiento social y las compañías no están exceptuadas. Para volver a realizar sus actividades, como es en el caso de la industria aeronáutica, la disponibilidad de herramientas que faciliten la adaptación de procesos se ha vuelto vital.

Una de esas áreas que necesitan de flexibilidad y adaptabilidad es la planificación de línea inicial, que es usualmente un proceso manual. En su forma más básica puede empezar con una serie de notas adheridas en una pizarra que se escriben y mueven para encontrar el proceso correcto. Esta información luego se transfiere a mano a una computadora para crear diagramas de flujo de trabajo y gráficos. El proceso suele tomar algunas semanas y atraviesa numerosas iteraciones, haciendo difícil la experimentación rápida de múltiples escenarios de planificación, algo particularmente importante en tiempos como estos.

Airbus cree que puede ser de ayuda. El Proyecto ADAM de Diseño Digital y Manufactura Avanzada de Acubed, que comenzó en 2016, se encuentra desarrollando soluciones fáciles de utilizar que acelerarán la transición de Airbus para hacer ambas actividades más rápido. Hace tres años, Airbus comenzó a trabajar junto a investigadores de la Universidad Penn State para ayudar a mejorar sus capacidades de planificación inicial. Esto se enfocó en un principio en la creación de repuestos que tradicionalmente eran hechos por proveedores, pero también se puede aplicar a procesos preexistentes para identificar áreas de mejora.

Al digitalizar el proceso desde el principio, Airbus ha convertido un sistema que normalmente toma semanas en uno que puede terminarse en un par de días. Múltiples usuarios pueden experimentar con diferentes escenarios para optimizar flujos de trabajo, la programación y la utilización de recursos para una máxima eficiencia.

La solución ya ha sido testeada durante varias iniciativas piloto en las instalaciones de Airbus, incluyendo la fabricación de pilones en Saint Eloi, Francia, la línea de ensamblaje final del A320 en Mobile, Estados Unidos y en la producción de la cobertura de ala superior del A350-900 en
Stade, Alemania. Airbus trabajó estrechamente con los equipos en cada ubicación para asegurar la máxima precisión y usabilidad. La reacción hasta ahora ha sido muy alentadora, los usuarios manifestaron que la herramienta es fácil de utilizar y que ahorra muchísimo tiempo, particularmente a la hora de estudiar múltiples escenarios de rendimiento de la producción.

Airbus cree que estos atributos pueden ayudar a los planificadores de producción a encontrar rápidamente las soluciones indicadas al incorporar medidas de distanciamiento social. Mientras experimentan con diferentes parámetros, desde patrones de turnos a la capacidad de las estaciones de trabajo, la solución de software recompone los itinerarios de los trabajadores en cuestión de segundos, proporcionando una devolución rápida sobre los efectos de cada cambio. No hay precedentes a la hora de saber cómo trabajar en un mundo con COVID-19
pero una planificación rápida y flexible puede ayudarnos a la hora de navegar entre la incertidumbre.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar


Deja tu comentario.

También te podría gustar...