Escuela de Vuelo Aeronáutica Vitar cumple 45 años de hacer Pilotos Aviadores

Hace 45 años el sueño de un hombre de formar a Pilotos Aviadores se materializó al iniciar una de las Escuelas de Aviación, que al día de hoy se posiciona como una de las más reconocidas he importantes en la República Mexicana, por supuesto les hablo de Aeronáutica Vitar.

José Manuel Vitar Moreno, fundó la escuela que hoy en día se encuentra muy cerca del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y ha sido el lugar donde casi 20,000 hombres y mujeres han cumplido su sueño, ser Pilotos Aviadores y como dicen, “Orgullosamente Hechos en Vitar”.

He tenido la fortuna de conocer personalmente a la familia Vitar, hombres y mujeres trabajadores y con una profunda educación, llena de valores y respeto hacia sus alumnos. Además, he pasado varias horas en la escuela ubicada en Bellas Artes 362, y en su Base de Vuelo en el Aeropuerto de Cuernavaca, las experiencias siempre han sido enriquecedoras.

China, Emiratos Árabes Unidos, India, Vietnam, y  por supuesto México, han sido algunos de los países que han contratado a Pilotos egresados de Aeronáutica Vitar, en lo que supone y posiciona como un referente de escuela de Formación de Pilotos en México con grandes capacidades de instrucción que otros países también lo reconocen.

Su famosa base de vuelo en el Aeropuerto Internacional Mariano Matamoros (Cuernavaca), ha sido el lugar que a diario observa el despegar y aterrizar de sus más de 15 aeronaves de entrenamiento, como los Cessna 172, Cessna 182, Piper Challenger, Dakota, Seneca III, y ya no se diga el famoso bimotor Cessna 310, que hoy se encuentra en un proceso de modernización y de pintura en el hangar, esperando próximamente surcar los cielos.

Los constantes cambios en la industria aérea y la calidad que hoy exigen las diferentes aerolíneas en México y el mundo en la contratación de Pilotos Aviadores son muy grandes. Varias escuelas de vuelo han intentado formar a los pilotos, muchas de ellas desafortunadamente han fracasado y muy pocas se han mantenido durante décadas como es la ya famosa Escuela Aeronáutica Vitar.

He tenido la oportunidad de platicar muchas horas con Alejandro Vitar, un hombre que más allá de cualquier relación comercial, se ha convertido en un amigo muy cercano en mi vida. La mayoría de las veces las charlas se centran en nuestros logros, proyectos, y varios sueños que aún tenemos por cumplir y poco de cualquier otra banalidad. En ocasiones, es inevitable, conversar sobre los problemas sociales y económicos de nuestro querido México. Analizando la mayoría de las pláticas, no es difícil darse cuenta que es un hombre preocupado por la sociedad, la educación, la pérdida de los valores, pero sobre todo, logrando hacer desde su “trinchera” un cambio.

Un hombre intolerante a las desigualdades y la corrupción. En varias ocasiones platicamos de este tema y cómo es que ha sorteado cualquier cantidad de obstáculos para mantenerse firme y fiel a sus convicciones. Valores que evidentemente concuerdan con el nivel de instrucción, la seguridad con la que los jóvenes vuelan y el compromiso por entregar un buen Piloto Aviador… que son prácticamente hechos a mano.

Hoy lo felicité, pero me dijo que este logro no es sólo de su padre o del mismo, es el resultado del esfuerzo de todos los que trabajan en la escuela. Los instructores en tierra, con el ya conocido Arturo Pescador que lleva años dando teoría a los Pilotos Privados y Comerciales, así como Ricardo Romero, el famoso “Chicote”, que diariamente se sube a los aviones con sus alumnos para enseñarlos a volar.

Es una bendición tener una escuela que poco a poco hemos crecido, la llegada de los nuevos aviones y del equipamiento del algunos de ellos con tecnología digital, han marcado una etapa de modernización y satisfacción para nosotros y nuestros alumnos que, siempre entusiasmados, toman sus horas de vuelo con el objetivo de alcanzar sus metas”, me dijo Alejandro Vitar.

No es fácil mantenerse y crecer, dos efectos que cualquier empresa deberá sortear si quiere lograr el éxito y satisfacción de sus clientes.

Platicando con varios varios Pilotos egresados de Aeronáutica Vitar que hoy en día trabajan en varias aerolíneas de México y el mundo, me han compartido llenos de recuerdos y experiencias inolvidables cómo es que fue su proceso de formación en la escuela, mientras que con mucho agradecimiento van a ver “sus aviones”, a tocarlos y subirse, dentro de una atmósfera única de nostalgia.

Felicito y reconozco la gran trayectoria de Aeronáutica Vitar, que hoy en su cumpleaños número 45 se ha convertido en una Escuela de Vuelo que vale la pena visitar y formarse como Piloto Aviador.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com