Explota motor de Fokker 100 de Iran Aseman y expulsa detritos en la cabina

Tiempo de lectura: 3 minutos

La semana pasada, el Fokker 100 de Iran Aseman Airlines, matrícula EP-ATE, abortó su carrera de despegue en el Aeropuerto Internacional de Teherán Mehrabad, luego de sufrir una falla incontenible en uno de los motores. A través del informe preliminar publicado este martes, 20 de octubre, las autoridades iraníes han revelado la gravedad del incidente; con la explosión del motor, detritos fueron expulsados a alta velocidad, perforando el fuselaje del avión y dañando cables en el empenaje; por poco, una tripulante de cabina (TCP) no fue alcanzada por uno de los fragmentos.

En el momento del incidente, ocurrido el martes 13 de octubre, el avión se preparaba para cumplir el vuelo EP3962 entre Teherán Mehrabad y Ardabil (Irán) con 87 pasajeros y siete tripulantes a bordo. Durante la carrera de despegue por la pista 29L (izquierda), que dispone de 4.041 metros de longitud, a unos 91 nudos de velocidad indicada (KIAS), el motor derecho Rolls-Royce Tay 650 sufrió una falla incontenible, causada por una explosión. La tripulación apagó el motor dañado y regresó a la plataforma de la terminal sin mayores incidentes. 

La Oficina de Investigación de Accidentes de Aviación Civil de Irán (AIB) desplegó un equipo para averiguar las causas del incidente, donde se enteraron de la gravedad de la situación. Según el informe preliminar de los investigadores, a través de una inspección visual inicial, fue posible identificar que una explosión en la turbina del motor derecho (2) resultó en la expulsión de detritos a alta velocidad, que además de perforar la carcasa (casing) y la cubierta (cowling), también ha perforado el fuselaje y dañado cables del avión.

Por poco, una de las tripulantes de cabina (TCP) que estaba en uno de los asientos en la sección trasera, no fue alcanzada por uno de los detritos del motor, que fueron expulsados y pasaron cerca de ella; afortunadamente, no hubo heridos entre los pasajeros y tripulantes. La Oficina de Investigación de Accidentes de Aviación Civil de Irán (AIB) clasificó el incidente como grave y descargó las grabadoras de datos (FDR) y voz (CVR) de la cabina para la investigación.

El avión involucrado en el incidente grave fue ensamblado en 1991 (29.9 años de edad) como parte de un pedido de la canadiense Wardair, que nunca tomó posesión del Fokker. Después de más de dos años almacenado, en 1993, fue entregado a su primer operador, la sueca Transwede Airways; posteriormente, pasó por las manos de cuatro aerolíneas en Estados Unidos y Europa y por fin, en septiembre de 2010, fue adquirido por Iran Aseman Airlines.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...