Fotos: Así terminó el Boeing 737 de Transair que amarizó en Hawái

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) reveló la noche de este viernes, 9 de julio, las primeras imágenes de los restos del Boeing 737-200C de la aerolínea carguera Transair, matrícula N810TA, que la semana pasada, realizó un amarizaje de emergencia en el Oceáno Pacífico, en la costa de Hawái. Ambos pilotos a bordo fueron rescatados por la Guardia Costera (USCG) sanos y salvos. Ahora, las autoridades están investigando qué causó el accidente.

La revelación de las imágenes forma parte de la elaboración del informe preliminar del accidente, que deberá ser publicado muy pronto. Junto con la Administración Federal de Aviación (FAA), los investigadores ya han entrevistado a los pilotos, empleados de la aerolínea, inspeccionaron otro 737-200C de Transair para familiarizarse con el modelo y recogieron toda la documentación relacionada con el mantenimiento y operación de la aeronave involucrada en el accidente.

Esencial para la investigación, las grabadoras de datos (FDR) y voz (CVR) todavía están en el fondo del mar y no se han recuperado. Con la ayuda de un vehículo submarino operado a distancia, los investigadores localizaron los principales restos del Boeing 737 —sección delantera, del empenaje, semialas y motores— a una profundidad que oscila entre los 109 y los 129 metros, a unos 3.2 kilómetros (1.7 millas náuticas) de la costa de Ewa Beach, Hawái. 

Debido a la profundidad y dificultad de bucear en el lugar de los restos, los investigadores han descartado el uso de buzos y están elaborando un plan para ubicar y recuperar ambas grabadoras, así como los demás restos del avión, principalmente los motores y la sección de cabina, que pueden ayudar en la investigación. Sin embargo, ya descartaron que el accidente fuera causado por problemas con el combustible, como una contaminación. 

Fue la madrugada del pasado viernes, 2 de julio, que la tripulación del vuelo T4810 despegó de Honolulu hacia Kahului. Luego del despegue, durante el ascenso inicial, los pilotos han reportado problemas con los motores y declararon emergencia. Durante el intento de regreso para el aeródromo de origen, con el avión sin potencia y teniendo dificultades para mantener la altitud, decidieron amarizar en el Pacífico a las 01:45LT (GMT-10). Rápidamente, los equipos de la Guardia Costera (USCG) fueron enviados al lugar y rescataron a ambos pilotos de manera segura. 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...