Fred Finn, el viajero que ha volado más que cualquier Piloto de Aerolínea

Constantemente la aviación bate récords que celosamente se guardan en los libros, como un legado de grandeza y una historia perpetua de una de las maravillas de ingeniería más sorprendentes de la humanidad. Algunos de estos récords son extraños, como es el caso del “hombre más viajado del mundo”, Fred Finn, que durante 60 años ha volando en aviones alrededor del mundo.

A través de una excelente revista de Hasta Bartels, publicado por el medio Stern, Finn comenta su gran hazaña ha sido simple y sencillamente debido a su actividad como empresario, trabajando para siete empresas distintas lo que ha obligado a este británico a volar por varias ciudades del mundo. Según su registro ha viajado a más de 150 países.

Desde el año de 1983, el viajero ha sido publicado en el libro de Récords Guinness, luego de haber registrado cerca de 7 millones de millas y 150 vuelos en el legendario Concorde, principalmente entre la ruta Reino Unido y Nueva York.

Según el mismo Finn, hoy cuenta con más de 15 millones de millas recorridas, lo que equivale a 24 millones de kilómetros, como su hubiera viajado poco más de 62 veces entre la Tierra y la Luna. Este logro ha sido puesto en los libros de Récord Guinness.

La publicación destaca que en abril de 1958 Fred voló por primera vez el atlántico entre Londres y Nueva York, a bordo de un avión Douglas DC-4, recorrido que tardó 18 horas luego de haber hecho varias escalas en Prestwik, Escocia, Keflavík, Islandia y Bangor, Maine.

Durante la entrevista el Empresario Fred Finn dijo:

… sí, mucho más. Recientemente, hablé con un piloto de Eurowings que ha estado volando durante 25 años y que llega a 5 millones de millas. Me dijo que si continuaba por cincuenta años, me alcanzaría. Pero nunca traté de establecer registros, simplemente sucedió porque viajaba mucho por trabajo.

La segunda entrada en el libro de los Récords Guinness fue cuando logró volar 718 veces en el Concord; de hecho se subió al primer y último vuelo de esta veloz máquina, lo que lo llevó a que British Airways siempre le asignara el asiento 9A, lugar con ventanilla en la última fila de la cabina delantera donde siempre lo esperaban con una botella de Dom Pérignon.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com