A finales del mes de marzo, el gobierno de Australia decidió tomar medidas extremas, después que autoridades se percataron de que sus ciudadanos no acataban las recomendaciones de “no viajar”, en medio de la pandemia del Coronavirus (COVID-19). Por esa razón se decidió prohibir a los extranjeros ingresar al país y a los locales salir.

Después de más de 100 días de que se cerraran las fronteras de Australia, las operaciones comenzarán, pero ahora los vuelos procedentes del extranjero solo podrán traer a un máximo de 50 pasajeros y el único aeródromo que comenzará a operar será el Aeropuerto Internacional de Sydney.

En una primera etapa solo podrán arribar un máximo de 9 vuelos al día, con un total de 450 pasajeros nuevos, esta medida continuará obligando a las aerolíneas locales mantener la gran mayoría de sus aeronaves en tierra. Este acuerdo comenzará a partir de desde este 4 de julio de 2020 y continuará vigente hasta nuevo aviso, así lo informaron autoridades locales.

El Aeropuerto Internacional de Melbourne continuará con todos los vuelos cancelados hasta el próximo 15 de julio, debido a que en la última semana se ha registrado un aumento significativo en los casos del COVID-19. Autoridades locales de Victoria, confirmaron que recientemente se presentó  al menos 100 nuevos contagios.

Hasta el día de hoy, Australia ha presentado un total de 8,036 casos de COVID-19, y un total de 104 personas que han perdido la vida. Actualmente el país se encuentra en la última fase de desconfinamiento, autoridades prevén que algunas zonas deberán continuar aisladas por la alta probabilidad de contagio.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.