Heathrow rechaza las acusaciones de Emirates: “Codiciosos”

Tiempo de lectura: 2 minutos

En un capítulo más del callejón sin salida de Emirates con la administración del Aeropuerto Internacional de Londres Heathrow (LHR), que la semana pasada fue calificada públicamente de “incompetente”, los británicos salieron a defenderse y rechazaron públicamente las críticas de la aerolínea, calificándola de “codiciosa”. 

La situación comenzó cuando la terminal aérea británica, la más importante de Europa por número de pasajeros, decidió limitar el flujo de pasajeros por vuelo para contener el caos debido a la falta de personal, principalmente en el área de control de seguridad, situación que también viven otros aeropuertos europeos. Las aerolíneas aceptaron la medida, a excepción de Emirates, que se negó a cumplirla. Y como alternativa, Heathrow le ofreció dos opciones; cancelar algunos vuelos o trasladarlos temporalmente a otro aeropuerto del área metropolitana de Londres.

Sin embargo, esto disgustó a Tim Clark, Director Ejecutivo de Emirates, que hizo pública su negativa a cumplir con alguna de las medidas propuestas y criticó públicamente a la administración del aeropuerto, señalando que ya les había advertido sobre la inminencia del caos y no hicieron nada para evitarlo porque eran “incompetentes”.  La declaración de Clark, por supuesto, disgustó al gobierno británico y a la propia administración de Heathrow, que este fin de semana dio un ultimátum a la aerolínea, calificándola de “codiciosa” por “poner las ganancias por encima de la seguridad”. 

El viernes, luego de una determinación del Departamento de Transporte (DfT) y la Autoridad de Aviación Civil (CAA) tras la declaración de Emirates, que inició una “rebelión” a la que también acompañó Turkish Airlines, que empezó a negarse a adoptar la medida, John Holland-Kaye, Director Ejecutivo del Aeropuerto de Heathrow, decidió levantar bandera blanca para la aerolínea emiratí y convocó Tim Clark para una reunión amistosa para resolver el impasse. Tras la reunión, Emirates finalmente se comprometió a reducir el número de pasajeros por vuelo, pero sin indicar cómo lo haría.

Londres es uno de los mercados más importantes de Emirates, ofreciendo actualmente seis vuelos diarios operados con el Airbus A380, lo que se traduce en una oferta diaria de más de 3,000 plazas. Heathrow se enfrenta actualmente a un caos severo de cara a la primera temporada de verano pospandemia; y para tratar de sortear la situación, decidió limitar el número de pasajeros por vuelo o cancelar algunos vuelos por falta de capacidad para atenderlos, generando muchas críticas por parte de las aerolíneas, incluso de las propias británicas British Airways y Virgin Atlantic Airways. 

Foto: Biggerben/Wikipedia

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.