Después de 30 meses de su primer vuelo, el hidroavión AG600 Kunlong diseñado por la Corporación de la Industria de Aviación de China (AVIC) y ensamblado por la Corporación de Construcción Naval del Estado de China (CSSC). Realizó su primer vuelo de prueba oceánico. El acontecimiento se realizó frente a la ciudad de Qingdao, en China el pasado 26 de julio de 2020.

La compañía AVIC mencionó que este vuelo ha sido técnicamente más desafiante que el realizado en octubre del 2018, que fue desde un lago de agua dulce en Jingmen en China, esto es debido a la salinidad del agua. Los planes de la compañía continúan, pues se espera que las entregas para el anfibio más grande del mundo comiencen en el año 2022.

Esta nueva aeronave podría ayudar en las misiones de búsqueda y rescate en el mar. Además su presencia en el mar del Sur de China podrá aumentar la capacidad de China para su integridad territorial, además de contribuir a la práctica de la administración civil en la región.

Se busca que este nuevo avión acceda a atolones remotos en el mismo Mar del Sur de China, que actualmente son reclamadas por varias naciones cercanas y que se encuentran en constantes disputas territoriales. Puede volar en cuatro horas desde la ciudad sureña de Sanya hasta James Shoal, una zona en la que actualmente existen reclamos juridiccionales.

Según estimaciones se espera que el avión cuente con su certificación en 2021. Es propulsado por cuatro turbopropulsores WJ-6, se considera como una de las aeronaves voladoras más grandes, cuenta con un MTOW de hasta 60 toneladas. Después de cinco años de desarrollo, su montaje comenzó en agosto de 2014 y realizó su primer vuelo desde el aeropuerto de Zhuhaiel en China, el 24 de diciembre de 2017.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.