Icelandair extenderá la permanencia del Boeing 757 en su flota

Tiempo de lectura: 2 minutos

La aerolínea bandera de Islandia, Icelandair, anunció este jueves 19 de diciembre que mantendrá más unidades del Boeing 757-200 activos en su flota de lo planeado originalmente, debido a la puesta a tierra del Boeing 737 MAX en marzo de este año. Con la predicción de que el modelo no volverá a volar hasta mayo, firmó un acuerdo de arrendamiento temporal por dos Boeing 737 Next Generation.

Con base en Reikiavik, capital y ciudad más poblada de Islandia, el transportista propiedad del Icelandair Group dispone actualmente de veintitrés 757-200, dos 757-200PF (Freighter) y dos 757-300; el modelo es el avión insignia y caballo de batalla de la flota de la aerolínea, pero todos con una avanzada edad operativa de 24 años. Además, dispone de cuatro fuselajes anchos 767-300ER.

En febrero de 2013, Icelandair firmó un acuerdo con el fabricante aeronáutico estadounidense Boeing, valorado en 1.600 millones de dólares a precio de lista, por dieciséis unidades de la más nueva generación de su pasillo único best seller, el 737 MAX; el pedido, comprendido por nueve 737 MAX 8, configurados con 160 asientos en dos clases y siete 737 MAX 9, configurados con 170 asientos, ambos en dos clases, con todos entregados entre 2018-2021.

El pedido incluía, además, el derecho de compra por ocho aeronaves más, que podría ejecerse en el futuro. Así, la aerolínea comenzaría a retirar gradualmente el 757-200, transpasando algunas unidades a su filial africana Cabo Verde Airlines (TACV); sin embargo, con la puesta en tierra del 737 MAX en marzo, a raíz de dos accidentes fatales, los planes de retiro fueron pospuestos indefinidamente.

Icelandair también señaló que, como predice que el 737 MAX no esté operativo antes de mayo, firmó un acuerdo de arrendamiento temporal por dos 737 Next Generation y buscará firmar otro en los próximos días, para cumplir con la demanda de viajeros durante la primavera. Y así, aunque ya había llegado a un acuerdo preliminar con Boeing con respecto a la compensación financiera por la crisis del 737 MAX, todavía estaba hablando con el fabricante sobre los nuevos impactos por la extensión del plazo de regresarlos a volar.

Foto: Lasse Fuss/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...