El Embraer EMB-810 Seneca II de Top Line Táxi Aéreo, matrícula PT-RMN, impactó contra el terreno durante la noche del viernes 15 de mayo, minutos después de despegar del Aeropuerto de Sobral Coronel Virgílio Távora, ubicado en la región noreste brasileña, trasladando un médico infectólogo que estaba en primera línea de combate al nuevo coronavirus (COVID-19) y fue infectado por la enfermedad. A bordo, además del piloto, había otro médico y una enfermera; todos fallecieron a consecuencia del impacto. 

El bimotor despegó de Sobral, ciudad ubicada a unos 200 kilómetros (107 millas náuticas) al oeste de Fortaleza, capital del estado de Ceará, alrededor de las 18:30LT (GMT-3), en dirección al Aeropuerto Senador Petrônio Portella, en Teresina, con el médico infectado, el piloto, otro médico acompañante y una enfermera; estaban siendo trasladados a un hospital con mayor soporte y con una unidad de cuidados intensivos (UCI) disponible para hospitalización.

Por razones aún desconocidas, unos treinta minutos después del despegue, el avión desapareció de los radares y perdió contacto por radio con el control de tráfico aéreo (CTA) de la región. Posteriormente, residentes de la ciudad de São Benedito, ubicada a unos 70 kilómetros del aeródromo de origen, han reportado a las autoridades locales sobre un posible accidente aéreo en las cercanías, informando sobre una fuerte explosión. Rápidamente, equipos de los bomberos fueron desplegados a la posible zona del impacto, para las búsquedas y el rescate de víctimas.

Los restos del avión fueron localizados en una región montañosa; a consecuencia del impacto, el avión estalló en llamas, resultando totalmente destrozado y calcinado; no hubo supervivientes entre los cuatro ocupantes a bordo. Según la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), el bimotor estaba con su documentación y registro de mantenimiento en situación regular y tenía autorización para operar como taxi aéreo.

La investigación del accidente será realizada por el Servicio Regional de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos (SERIPA) de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). Según el testimonio de compañeros, el piloto a bordo del avión tenía experiencia y era uno de los que mejor conocía la región. Según la información preliminar de las autoridades, en el momento del accidente, las condiciones climáticas no eran favorables, con registro de lluvias y baja visibilidad.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.