Joven sobrevive tras sujetarse al tren de aterrizaje de un Airbus A330F

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un joven sobrevivió a un vuelo de 19,000 pies (ft.) mientras iba sujetado al tren de aterrizaje de un Airbus A330F. Esto sucedió en un vuelo de Turkish Cargo, con origen en el Aeropuerto de Stansted (STN) hacia el Internacional de Maastricht (MST). En la historia de la aviación han existido muchas historias de “polizones” y, lamentablemente, no suelen terminar bien. La de hoy podría ser la excepción.

El vuelo número TK6306, debió despegar a las 11:30 (hora local). No obstante, eso no sucedió y salió de Londres hasta las 13:31. Después de 10 minutos desde su partida, alcanzó los 19,000 ft., la cual fue su altitud de crucero. Se mantuvo en ese nivel durante 20 minutos para después iniciar el descenso, mismo que se prolongó demasiado.

A las 15:18 (GMT+1) aterrizó el Airbus A330F de Turkish Cargo. El joven de origen keniano se escondió en el compartimento del tren de aterrizaje y pegado a él, fue que llegó a los Países Bajos. Al ser este un vuelo corto, no requirió llegar a una altitud mayor a 19,000 ft. Esta limitación permitió que no se viera gravemente comprometido el Tiempo Útil de Conciencia.

Hasta el momento no hay mucha información sobre él, más que está siendo atendido en un hospital de esta localidad. Por su parte, la Gendarmería Real Holandesa publicó en un tweet donde informa que por ahora sólo se conoce la nacionalidad y edad del individuo. Agregó que el joven en cuestión se estaba recuperando ‘bien’, teniendo en cuenta las circunstancias.

RELACIONADO
Turkish Cargo anuncia pedidos adicionales de Boeing 777

Así mismo, señalaron que aún se deben responder las preguntas que se mantienen en el aire. Es necesario verificar la identidad y las razones por las que se arriesgó de esa manera. Las autoridades también quieren descartar que se trate de tráfico de personas.

Este A330F había volado un día antes desde Nairobi vía Estambul. Por este dato, se plantea la teoría de que el joven hubiera venido desde entonces. Lo cual resultaría bastante complicado pues las distancias son mayores y la altitud en los vuelos también debieron serlo. Habrá que esperar para conocer las razones detrás de esta riesgosa hazaña.

La historia de vida de quienes deciden migrar en estas condiciones – o similares- suelen ser impactantes. No puede ser fácil dejar todo atrás, decidir arriesgar la vida y la integridad. Pero cuando el hambre, la inseguridad, la violencia y la pobreza extrema reinan en tu lugar de origen, motivan a considerar esos riesgos. Nadie debería vivir en esas condiciones. Tampoco podemos juzgar a ligera o denigrar al que migra. El trasfondo de sus motivos es muy fuerte y debemos ser tolerantes y comprensivos, por eso somos humanos. ¿no?

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...