La aviación de la que nadie habla mucho

Es lamentable haber experimentado cuatro accidentes el mismo fin de semana, todos con tan sólo horas de diferencia. Pero es más lamentable volver a tratar un tema el cual se ha descuidado y este es el del cabotaje que ejercen aeronaves matriculadas en los EUA, operadas por empresas establecidas allá y de donde no se tiene control aquí.

Se puede pensar que una aeronave americana puede ser mejor mantenida que una de otra nacionalidad, tal vez el hecho de que presente las barras y las estrellas sean sinónimo de calidad y que al rentar una de estas aeronaves, Usted viaja enteramente protegido por la estricta reglamentación estadounidense.

Recordemos el caso de la cantante Jenny Rivera y la empresa propietaria de la aeronave donde falleció. Aquella empresa es de propiedad americana y desde 2012 a la fecha, no se ha sabido más de quienes fueron los responsables de ofrecer una aeronave en estado dudoso de mantenimiento el cual, cita textual del informe final de la DGAC México: “….falla en el estabilizador horizontal que ocasiono de manera súbita un “cabeceo” por inicio de barrena (desplome) y provoco una caída vertical sin control.” sigue sin poderse conocer el rastreo del mantenimiento de aquel Learjet25A.

De ninguna manera y claramente escribo que no se pretende decir que lo ocurrido al Challenger 601 N601VH, haya sido por un error similar. Quiero dejar constancia de que la renta de aeronaves extranjeras para volar a pasajeros en México es limitada ya que es de uso exclusivo personal y no para renta como se ofrece actualmente.

Rentar una aeronave de matrícula americana no es una práctica prohibida por la ley mexicana, pero ello no garantiza que la aeronave que usted rente esté en óptimas condiciones de mantenimiento, porque:

  • ¿A poco Usted se detiene a revisar las condiciones de una aeronave rentada?
  • ¿Confía Usted ciegamente en quien le renta la aeronave?
  • ¿Es conocido suyo o referenciado?
  • ¿Por qué prefiere una aeronave matriculada en los EUA a una mexicana?
  • ¿Cuántos accidentes de aviación privada mexicana conoce usted en los últimos 5 años?

El accidente sucedido la tarde noche de ayer cerca de Monclova, nos recuerda que el éxito de una operación segura debe estar cimentada primero en la empresa de aviación, que, a su vez, si todo está en regla, deberá proporcionar los adiestramientos y licencias necesarias tanto al personal técnico de vuelo como al de mantenimiento.

Por los datos que hasta ahora se tienen, el infortunio de este vuelo pudo haber comenzado al estar sobrevolando una zona de tiempo atmosférico inestable.

Al decir de quienes supieron de primera mano que esta aeronave no había llegado a su hora, el Challenger 601 había solicitado cambio de nivel de vuelo. Volaban a FL370 y solicitaron FL410.

  • ¿Qué vieron en el radar meteorológico de abordo?
  • Las condiciones en la zona ciertamente no eran las mejores.
  • ¿Podía la aeronave ascender a ese nivel?
  • ¿El peso operacional permitía la maniobra?
  • ¿Qué paso al nivelar a FL410?

Tenemos muchas preguntas que tardarán en ser contestadas.

Por lo pronto, debemos de reforzar la seguridad en las empresas, exigir mantenimiento riguroso, la capacitación continua del personal técnico aeronáutico y poner en orden esta práctica de la renta de aeronaves extranjeras fuera del reglamento.

Aquellas que cumplen bien las leyes y reglamentos, no deben de pagar los platos rotos.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com