El 25 de mayo del año 2003 un Boeing 727 matrícula N844AA, fue robado del Aeropuerto Quatro de Fevereiro en Luanda, Angola, el avión de TAAG Angola Airlines se encontraba en un proceso de conversión para entrar a la flota de IRS Airlines. Su desaparición fue un hecho que no pasó desapercibido y desató una búsqueda mundial por parte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Se cree que alrededor de las 17:00 LT (+1 GTM) poco antes del atardecer, dos hombres abordaron el avión. Uno de ellos era el piloto estadounidense e ingeniero de vuelo Ben C. Padilla. El otro fue identificado como John M. Mutantu, que fungía como mecánico contratado por la República del Congo.

Ambos hombres habían estado trabajando con la mecánica del avión para prepararlo para el vuelo. Autoridades norteamericanas creen que Padilla estuvo en los controles del avión, cabe señalar que ninguno de los dos estaba certificado para volar un Boeing 727, además normalmente este avión requiere tres tripulantes para su operación.

Las investigaciones mencionan que un empleado del aeropuerto informó que solo vio a una persona a bordo del 727; otros testigos mencionaron que dos hombres habían abordado el avión antes de su robo. El avión comenzó a rodar sin comunicarse con la torre de control; después maniobró en forma errática y entró en una pista sin autorización.

En esos momentos oficiales de la torre de control intentaron comunicarse, pero no recibieron respuesta. Antes del incidente, el avión repostó 53,000 litros de combustible, dándole un alcance de aproximadamente 2,400 kilómetros. Sin luces, el avión despegó y se dirigió hacia el suroeste sobre el Océano Atlántico antes de desaparecer. Ni el avión ni los dos hombres han sido vistos desde entonces y no se han encontrado los restos de la aeronave ni en tierra o en mar.

Hasta el momento no sé sabe que pasó con el Boeing 727 matrícula N844AA, existen rumores de un supuesto fraude, y otros apuntan a que fue visto en Guinea, pero todos han sido desmentidos por los investigadores de los Estados Unidos.

Lo único que sí se sabe, son los cables diplomáticos filtrados donde indican que los Estados Unidos realizó una extensa búsqueda en varios países. Un oficial de seguridad regional que lo buscó en Sri Lanka no tuvo resultados. En Nigeria también se realizaron investigaciones, sin que llegarán a encontrarlo.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.