Foto: Wikicommons - Aldo Bidini

Después de 50 años de producción ininterrumpida, el fabricante norteamericano pondrá fin a la construcción del Boeing 747, también conocida como la “Reina de los cielos”, dejando un legado y una huella imborrable en la industria de la aviación, por todos los avances que el “Jumbo”, dejó. El fin de la producción sucederá cuando la empresa basada en Seattle termine las 15 órdenes que tiene pendientes para entrega de las cuales 12 son para la carguera estadounidense United Parcel Services (UPS) y 3 más para la rusa Volga-Dnepr Airlines en su versión carguera (Freigther).

De acuerdo con Bloomberg se espera que la producción termine durante los próximos 2 años y así concluir una era de uno de los aviones más exitosos para el fabricante Boeing. Los principales fabricantes se han dado cuenta que las aerolíneas han perdido el interés por aviones cuatrimotores; la necesidad actual y en el futuro apuntó a la sustentabilidad y ahorros significativos de combustible. En paralelo y del otro lado del Atlántico, también el fabricante europeo se prepara para concluir la era del Airbus A380, un cuatrimotor, considerado el avión más grande de pasajeros.

La falta de pedidos y el creciente interés por equipos más eficientes como lo es el nuevo Boeing 777X y el Airbus A350 de su contraparte europea, se constituyeron como equipos que se han convertido en un factor importante y clave en la decisión de apostar por este tipo de unidades.

Este efecto ha dejado al constructor con pocos pedidos del Boeing 747, tan es así que los últimos pedidos publicados en el libro de órdenes se encuentran las cargueras como, Volga-Dnepr Airlines, Cargolux y UPS.

Desde el 2017, comenzaron los rumores sobre el cese de producción del Boeing 747, debido a la poca demanda de pedidos, adicional a la jubilación masiva de este equipo en muchas de las aerolíneas estadounidenses e internacionales. Pero fue durante comienzos del año 2018, que UPS le daría un respiro más al proyecto, luego de anunciar una orden de 14 unidades más, de un pedido  inicial por 14 aviones Boeing 747.

El Boeing 747 tuvo su primer vuelo comercial el día 22 de enero de 1970 realizando un vuelo entre los Aeropuerto de Nueva York y Londres, en los míticos colores de la extinta PanAm dando inicio así, a uno de los aviones más icónicos de la aviación que registró más de 1500 ordenes en todo el mundo, siendo únicamente superado por el bimotor Boeing 777.

Un poco de historia

Antes del Airbus A380 no existía avión de pasajeros con tales capacidades. También apodada “La Reina de los Cielos”, realizó su primer despegue el 9 de febrero de 1969, convirtiéndose en el primer avión de grandes dimensiones diseñado para la aviación civil, al grado de que los aeropuertos durante esa época, no tenían la infraestructura necesaria para recibirlo, por lo que fue clave en la evolución de los estándares en la aviación. 

Los 747 diseñados y fabricados por The Boeing Commercial Airplanes, fueron impulsados inicialmente por cuatro motores turbofán Pratt & Whitney. El jumbo cuenta con un segundo piso en la parte trasera a la cabina, lo que le dio un diseño distintivo que diferenciaba de cualquier otro avión.

Se pensaba que el éxito del 747 no llegaría muy lejos, se pronosticaba que no sobrepasaría las 400 ventas, pero rompiendo toda expectativa, el fabricante logró producir 1000 unidades para  el año 1993. Ya para el en 2007  se habían construido 1387 unidades de diferentes series.

El Boeing 747 es el resultado de una propuesta por parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) en busca de un avión estratégico de trasporte. La USAF buscó a diferentes fabricantes de aeronaves para que expusieran su prototipo, Douglas y Lockheed estaban en la contienda, Boeing apostó con su ya conocido jumbo 747 aunque el vencedor fue el Lockheed C-5 Galaxy como el nuevo transporte de las fuerzas armadas estadounidenses.

Tras la derrota que sufrió Boeing ante Lockheed, la aerolínea Pan American World Airways (PanAm) le pidió a Boeing que construyera un avión capaz de duplicar la capacidad de pasajeros del entonces Boeing 707, uno de los aviones más populares de la época. Tomando en cuenta la saturación aeroportuaria debido a la expansión de pasajeros que debían ser transportados en aviones pequeños, se necesitaban soluciones y Boeing se encontraba ante un problema que debía resolver. 

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.