JUICE, la misión Explorer de las lunas heladas de Júpiter, ha alcanzado su siguiente hito: en su periplo terrestre por diferentes plantas de Airbus en Europa, ha llegado al centro de integración de satélites de Friedrichshafen (Alemania) para su integración final. Hasta finales de 2020, se instalarán en el ingenio espacial los últimos componentes, que incluyen: el cableado, la electrónica, los ordenadores de a bordo, los sistemas de comunicación, los sensores de navegación, el aislamiento térmico y sus instrumentos científicos.

La siguiente escala será en Noordwijk (Países Bajos), sede del centro de pruebas espaciales ESTEC de la Agencia Espacial Europea, donde la sonda se someterá a la campaña de pruebas ambientales de vacío térmico para demostrar que está preparada para su viaje a Júpiter y su misión en el sistema joviano, vía Venus y Marte.

La nave espacial JUICE que pesa 5,2 toneladas, iniciará en mayo de 2022 un viaje de casi 600 millones de kilómetros a Júpiter, donde se espera que llegue en Octubre de 2029. JUICE estará equipado con 10 instrumentos avanzados, como cámaras, espectrómetros, un radar capaz de penetrar en el hielo, un altímetro, experimentos radiocientíficos y sensores para monitorizar los campos magnéticos y las partículas cargadas del sistema joviano. JUICE realizará un singular viaje por el sistema de Júpiter, durante el cual realizará estudios en profundidad de tres lunas que podrían contener océanos: Ganímedes, Europa y Calisto.

Durante los últimos meses, la estructura de JUICE que construyó Airbus en España se completó en la planta de ArianeGroup en Lampoldshausen (Alemania), incorporando su sistema de propulsión química. Los equipos de Orbital Propulsion de ArianeGroup han desarrollado, fabricado e integrado el sistema de propulsión, que incluye dos tanques de titanio para el combustible, el motor principal de 400 newtons –que se usará para la inserción en Júpiter- y otros 20 pequeños propulsores.

Un camión especial transportó la pesada y voluminosa carga de forma segura durante la noche hasta el centro de integración en Friedrichshafen. Airbus ha establecido ahora un plan de trabajo en dos turnos de hasta 60 ingenieros para garantizar que la sonda se entrega dentro del plazo, incluso en un periodo de afectación por el coronavirus.

En paralelo, el modelo de ingeniería de JUICE ha sido integrado y se encuentra en el centro de integración en Toulouse para realizar todos los ensayos funcionales de software antes de ser instalado en el modelo de vuelo en Friedrichshafen.

JUICE empleará más de tres años en el sistema de Júpiter, acumulando datos para dar respuestas acerca de las condiciones para la formación de los planetas y la aparición de vida. Estará orbitando la luna Ganímedes más de nueve meses, analizando su naturaleza y evolución, así como su potencial de ser habitable.

Como contratista principal, Airbus lidera un consorcio industrial de más de 80 empresas de toda Europa.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.