LATAM Argentina cesa operaciones después de 15 años

Tiempo de lectura: 2 minutos

Aunque ya se había anunciado desde hace varios meses, cuando LATAM buscó la protección del Capítulo 11 de Estados Unidos para varias de sus filiales con excepción de las de Argentina y Paraguay. LATAM Argentina fue sentenciada entonces debido a que ese país no solo suspendió todas las operaciones y cerró sus fronteras, sino que el apoyo había sido siempre para Aerolíneas Argentinas en detrimento de sus competidores. La aerolínea, de hecho, dejó de volar desde el 17 de junio.

Las restricciones que impuso el gobierno argentino por la pandemia fueron de las más severas a nivel global, dejando a la industria aérea completamente inmovilizada durante meses y sin ningún tipo de apoyos. Excepto, claro, para la estatal Aerolíneas Argentinas. Para diciembre apenas se había recuperado el 10% de los pasajeros con respecto a 2019.

Aunque luego de suspender operaciones indefinidamente en junio, LATAM dijo a sus trabajadores que esperaban que fuera algo temporal, por lo que se habían hecho pláticas sobre retiros voluntarios y salidas temporales sin goce de sueldo, pero ahora ya todo eso concluyó, pues el grupo decretó que se terminan completamente las operaciones en Argentina luego de 15 años.

En un comunicado de la empresa se establece que:

RELACIONADO
LATAM abandona planes de acuerdo conjunto con IAG, de British e Iberia

El impacto generado por la pandemia de COVID-19 en la filial argentina y la imposibilidad de lograr los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual, llevaron a la empresa a un escenario extremadamente complejo en donde es ya imposible crear un proyecto viable y sostenible”.

LATAM Argentina volaba a 12 ciudades del país y además conectaba con Buenos Aires con varias ciudades en el extranjero, incluidas Sao Paulo, Santiago y Lima. Durante 2019 movieron 3.1 millones de pasajeros y un promedio de 500 toneladas de carga a la semana. Pero la liquidación de la filial argentina no significa que no se brinde el servicio, pues las otras filiales de LATAM siguen realizando los vuelos hacia Buenos Aires desde Santiago y Lima con dos vuelos diarios, y Sao Paulo con solo cinco semanales, dadas las restricciones que el gobierno maneja actualmente con Brasil para prevenir más contagios.

La aerolínea ya había terminado los contratos con los sindicatos y los proveedores, canceló las oficinas con los aeropuertos y solo tiene pendiente reembolsar a todos los pasajeros que habían comprado boletos y obviamente ya no podrán utilizarlos.

Ahora el país se quedará con el cuasi monopolio de Aerolíneas Argentinas en el mercado doméstico, ya que LATAM era la única competencia real. Las aerolíneas de bajo costo Flybondi y JetSmart todavía están muy lejos de ser una verdadera competencia. Y además el gobierno sigue dándole a Aerolíneas mucho dinero para que se mantenga a flote. El periódico La Nación lo resumió así:

Estamos viendo los efectos desastrosos de un gobierno que es juez y parte en el mercado aéreo, creando abusos y riesgos a los inversionistas privados”.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...