El mayor accionista individual de la aerolínea Lufthansa, Heinz-Hermann Thiele criticó públicamente los términos y condiciones del acuerdo que el gobierno alemán, la Comisión Europea y las juntas ejecutivas así como las supervisoras de la aerolínea pactaron, por el paquete de ayuda estatal por €9 mil millones de euros.

Desde el pasado 15 de junio Thiele aumentó su participación en la aerolínea al 15% y por esta razón podría llegar a bloquear el acuerdo por la ayuda estatal asegura Lufthansa; por su parte el accionista señaló la falta de transparencia de Carsten Spohr presidente de Lufthansa, mencionando que le preocupa el como actúa pues asegura que no revelará todas las opciones disponibles para la aerolínea.

En respuesta a las críticas realizadas por el accionista, Lufthansa advirtió que el paquete de estabilización «no estaba asegurado«. Si el paquete de estabilización no es aprobado por la junta de accionistas el próximo 25 de junio de 2020, la aerolínea «tendría que solicitar un procedimiento de protección bajo la ley de insolvencia«, si no se encuentra otra solución de inmediato.

Los procedimientos de protección bajo la ley de insolvencia, son muy similares a la bancarrota del Capítulo 11 de los Estados Unidos, con esto permitiría a la aerolínea reestructurar el negocio mientras está protegida de sus acreedores. Pero esto traerá muchos recortes dentro de la empresa para poder garantizar la liquidez.

Esta situación podría generar tensiones entre las relaciones que actualmente tiene el operador con los sindicatos, además si llegara a solicitar un procedimiento de protección bajo la ley de insolvencia impactará negativamente en su calificación crediticia, esto obstaculizaría sus perspectivas de crecimiento a futuro.

La compañía pidió públicamente a sus accionistas que asistieran a la junta general extraordinaria el 25 de junio y votaran a favor de las condiciones asociadas a la ayuda estatal. El que todos los accionistas estén presentes es un factor crucial, pues si asisten menos del 50% de sus accionistas, la decisión necesita acumular una mayoría de dos tercios de los votos para ser aceptada. Si más del 50% de los accionistas están presentes, la decisión necesita una mayoría simple de votos para aprobar; Lufthansa espera que menos de la mitad de sus accionistas estén presentes en la reunión.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.