Lo más difícil, ha sido hacer entender a las personas que son ellas mismas quienes han generado las situaciones no deseadas de las que más del 80% ni siquiera han sobrevivido para contarlo. Se atribuye más del 80% de los accidentes aéreos a los seres humanos, en mi opinión, es en realidad un 100%, ¿la razón? Podrá encontrarla a lo largo de esta lectura.

En toda actividad aeronáutica donde intervengan seres humanos, necesariamente han de pasar por un proceso de instrucción, capacitación y/o entrenamiento, absolutamente en toda actividad. Aquí justamente es donde empieza todo:

“Los procesos de enseñanza aprendizaje”

Ante el panorama del factor humano expuesto en el párrafo anterior, cabe resaltar que hablamos de lo importante y relevante que son todos los procesos de instrucción, capacitación y/o entrenamiento en el puesto de trabajo de la aviación en general; de las buenas prácticas en estas actividades se derivan también los buenos ambientes laborales y naturalmente la conducta humana. Tan profundo puede llegar a ser este tema, que incluso de las experiencias vividas en la educación en aviación, surja el sentido de pertenencia, la vocación de servicio, la misma responsabilidad y conciencia de todo el espectro aeronáutico en que se esté.

Estos temas tan sensibles tristemente en el mundo son abordados de forma superficial, el tecnicismo en la aviación nos ha hecho dejar en un segundo plano esta parte del factor humano. El factor humano en aviación se ha estudiado desde diferentes perspectivas y disciplinas. La decisión de emplear uno u otro modelo depende de la filosofía y políticas de una empresa o de las disposiciones de las instituciones nacionales o internacionales a cargo de la seguridad aérea. (Sánchez, 2010).

Siendo el factor humano un tema abordado en todas las empresas y/o instituciones nacionales e internacionales como parte fundamental de la seguridad operacional en la aviación, ¿por qué razón siguen ocurriendo accidentes aéreos?  Lo sé, estarán respondiendo “dado que los errores humanos no se pueden desaparecer” Si bien es cierto lo anterior, también lo es que aún no se han contemplado disciplinas que ayudan sustancialmente a minimizar el error humano, aún no se ha contemplado algo tan distante de nosotros como lo es nuestro propio cerebro, el cerebro humano. De allí, algo a lo que he denominado la “La Neuroeducación en aviación” para así, llegar a la cultura del autoconocimiento.

Los aportes generados desde la investigación científica han logrado reducir ampliamente las novedades y los problemas de incapacitación súbita en vuelo por aspectos médicos (DeJohn, Wolbrink y Larcher, 2006), pero quedan muchos otros aspectos relacionados al concepto de salud que corresponden al trabajo de la medicina aeroespacial, la psicología de aviación y disciplinas afines. Por ejemplo, Es importante incursionar en otras áreas como la educación y el entrenamiento, la investigación de accidentes y la investigación científica. Estos profesionales deben abrirse a otras propuestas que complementen y optimicen su desempeño en aviación, con el fin de servir como mediadores entre los diferentes niveles del sistema aeronáutico para un mejor trabajo en la problemática del factor humano. (Sánchez, 2010)

Hoy día, la Medicina aeroespacial estudia las enfermedades y trastornos del organismo humano asociados con la exposición a medios ambientes hostiles, por su parte la Psicología aeronáutica busca también prevención de accidentes e incidentes aéreos, contribuyendo a que el efecto del error humano sea el menor posible. Ahora, la Neuroeducación ha llegado a fortalecer lo que en la aviación es en esencia la base para todo desarrollo humano en el medio aeronáutico: los procesos de enseñanza aprendizaje.

“El conocimiento de uno mismo es el primer paso para toda sabiduría”. Aristóteles

Estoy convencido que a través de esta disciplina (Neuroeducación en aviación) es posible llegar a la “La cultura del autoconocimiento” es en la aviación indispensable para el crecimiento y desarrollo, por años hemos visto como el ser humano ha generado diferentes tipos de tecnologías para beneficio de la aviación en general, de igual forma, el ser humano debe procurar conocerse así mismo para potenciar ese crecimiento y desarrollo, para saber enfrentar las limitaciones, y sobre todo para conocer las emociones de las cuales hemos sido esclavos e incluso víctimas.

¿Qué es Neuroeducación en aviación?

Como un aporte a la Seguridad operacional de la aviación, hallé en la integración de la Psicología, la Pedagogía, las Neurociencias y mi experiencia como docente, psicólogo, tripulante de vuelo, controlador aéreo militar y civil, la importancia de la incorporación conceptual de la Neuroeducación en los procesos de enseñanza aprendizaje en la aviación.

La neuroeducación es el complemento ideal en todos los procesos de instrucción, entrenamiento y evaluación de las personas que trabajan en todos los entornos de la aviación.

Básicamente, esto se debe a que en la aviación el aprendizaje es continuo y las actualizaciones que se deben hacer a todo el personal son muy recurrentes, la aviación crece y se desarrolla rápidamente y la preparación de su personal debe estar a la altura; así mismo, en la aviación trabajan hombres y mujeres en diferentes etapas de la madurez, lo cual hace especial la manera en que se deben trasmitir los conocimientos. (Bernal, 2019)

La neuroeducación en la aviación es un concepto integrado a las necesidades existentes en los procesos de enseñanza aprendizaje en la comunidad aeronáutica.

Si bien es cierto, la globalización trae consigo cambios tecnológicos aeronáuticos y de toda índole; los procesos cognitivos también demandan cambios, y bajo este concepto la neuroeducación busca acercar a los docentes, instructores, tutores y aprendices a conocimientos básicos sobre la estructura, funcionamiento, arquitectura cerebral y la concepción biológica del aprendizaje desde la visión de la neurociencia y los mecanismos neurales del procesamiento de la información que dan lugar a la memorización y el proceso de aprendizaje.

La percepción de cada uno de estos actores de la aviación es totalmente diferente, de allí, la necesidad de aplicar conceptos que permitan a docentes, instructores y aprendices, reconocer en el cerebro las diferentes formas de interpretación y comprensión de los conocimientos y experiencias aeronáuticas, se trata de estímulos y emociones convertidas en recuerdos, en aprendizaje constructivo y positivo que nunca se olvida.

Conocer cómo es, cómo funciona y cómo se desarrolla el cerebro, así sea de forma general, es fundamental para quienes estén interesados en aplicar sus portentosas propiedades en la instrucción en el puesto de trabajo de quienes laboran en la aviación. (Caicedo,2017)

El aprendizaje es el proceso por el cual los seres humanos modifican su conducta para adaptarse a las condiciones del medio que los rodea.

Para este medio aeronáutico tan cambiante, es a través del aprendizaje que se logran los cambios en la conducta, de quienes intervienen en cada una de sus áreas. Finalmente es el modo principal de adaptación de los seres vivos.

Por lo tanto, el aprendizaje puede considerarse como un cambio en el sistema nervioso que resulta de la experiencia y que origina cambios duraderos en la conducta de los organismos.

Por ser el cerebro la cabina de mando del sistema nervioso central; es allí donde los estímulos producto de experiencias, pueden generar cambios que según la naturaleza e intensidad de estos estímulos dependerá que tan duraderos sean los cambios en la conducta.

Se puede decir en términos educativos, que la intensidad en que se motive positivamente al alumno es inversamente proporcional a la posibilidad de que olvide lo aprendido.

El cerebro es único en cada ser humano, y esto nos hace particularmente diferentes, comprenderlo nos hará más tolerantes y facilitará todo proceso de enseñanza aprendizaje.

“La aviación necesita tener conciencia que la diversidad del comportamiento humano radica en sus procesos neurales y su comprensión ayudará a optimizar el recurso humano” David Bernal R.

¿Por qué es necesaria una educación basada en el funcionamiento del cerebro humano?

Seguro se estarán preguntando, ¿por qué los padres de familia, docentes, e incluso los propios estudiantes deben conocer cómo funciona el cerebro humano?

Por siglos hemos creído que el conocimiento del cerebro es una tarea solo de los psicólogos, psiquiatras, médicos y neurólogos.

Según de Zubiria (2009), “así como los estudios de Benjamín Bloom re-evolucionaron la didáctica, conocer la mente re-evolucionará la pedagogía” (p.26,t.4). Y la didáctica también. (Ortiz, 2015)

La aviación debe también re-evolucionar, todos debemos tener conciencia de la importancia del autoconocimiento. Podría ser que un controlador aéreo, tripulante de vuelo, despachador o instructor piense que en poco o nada le beneficia conocer el funcionamiento de la mente. No es así, tal conocimiento le mostrará las áreas del cerebro participes en cada acción de toma de decisiones, conocerá que los estímulos externos e internos generan emociones y estas son determinantes en la toma de decisiones, pero sobre todo le dará pistas sobre qué debe enseñar y en qué momento, que la enseñanza en adultos es diferente y que el autoconocimiento nos hace más tolerantes y mejores personas. La neuroeducación hace parte de la re-evolución en la aviación.

Bibliografía:

Bernal,D (2019). Neuroeducación en Aviación, Instrucción en el puesto de trabajo otra perspectiva del OJT, un aporte a la seguridad operacional. Aviación Digital Recuperado de: https://aviaciondigital.com/neuroeducacion-en-aviacion/

Caicedo,H (2017). Neuroaprendizaje, una propuesta educativa. 2da. Edición. Bogotá: Ediciones de la U

Ortiz,A (20015) Neuroeducación ¿Cómo aprende el cerebro humano y como deberían enseñar los docentes?  Bogotá: Ediciones de la U

Sánchez, L (2010). El estudio del factor humano en accidentes de aviación. Pensamiento Psicológico, vol. 7, núm. 14. Pontificia Universidad Javeriana. Cali, Colombia. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/801/80113673011.pdf

Por: David Bernal Rodriguez

Máster en neurociencias e inteligencias múltiples, psicólogo, controlador de tránsito aéreo.

Aerocivil Bogotá-Colombia

david.bernal@aeroaprendizaje.com

david.bernal@aerocivil.gov.co

  • author's avatar

    Por: David Bernal Rodriguez

    Director Ejecutivo de Servicios de Aprendizaje Aeronáutico. Máster en neurociencias e inteligencias múltiples,
    psicólogo, Controlador de Tránsito Aéreo. Contáctame: david.bernal@aeroaprendizaje.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.