Northern Pacific Airways solicita autorización para volar a México

Tiempo de lectura: 2 minutos

La aerolínea startup Northern Pacific Airways, que nació con el objetivo de conectar Norteamérica con destinos en el continente asiático, prometiendo una nueva experiencia para los pasajeros a bordo de su flota de Boeing 757-200, realizó un pequeño cambio en los planes operativos y tiene la intención de comenzar a volar a México a finales de este año como parte del proceso para obtener las certificaciones necesarias antes de iniciar los vuelos transpacíficos.

A través de un documento presentado ante el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT), la aerolínea con base en el Aeropuerto Internacional de Anchorage Ted Stevens (ANC) solicitó Exención y un Certificado de Conveniencia y Necesidad Pública (CPCN) para autorizarla a operar vuelos regulares de carga y pasajeros con el máximo apego a los términos previstos en el Acuerdo sobre Transporte Aéreo (ATA) firmado entre Estados Unidos y México. 

Si la empresa obtiene la autorización en los términos del Acuerdo sobre Transporte Aéreo, podrá volar desde Dallas/Fort Worth (DFW) y San Antonio (SAT) a la Ciudad de México (AICM), Toluca (TLC) y/o Acapulco (ACA), con extensión a la Ciudad de Panamá (PTY); desde Nueva York (JFK), Washington (IAD), Baltimore (BWI), Los Ángeles (LAX) y Houston (IAH) hasta la Ciudad de México y Toluca, con extensión a cualquier destino de Centro y/o Sudamérica; o desde cualquier punto de los Estados Unidos, a través de un punto intermedio, a un destino en México con extensión a cualquier otro destino. 

En una entrevista con ch-aviation, Rob McKinney, Director Ejecutivo de Northern Pacific Airways, comentó que la decisión e intención de volar a México tiene como objetivo ayudar a la aerolínea a acelerar algunos procesos de certificación que están pendientes, como la Extended-range Twin-engine Operations Performance Standards (ETOPS) para la flota. Sin embargo, para obtener esta certificación, la Administración Federal de Aviación (FAA) requiere que las aerolíneas ya estén volando comercialmente antes de presentarse para obtenerlo. 

Según McKinney, aunque la aerolínea startup ya dispone del Certificado de Operador Aéreo (AOC), todavía está en proceso de agregar las especificaciones operativas exigidas por las autoridades aeronáuticas antes de autorizarla a operar vuelos transpacíficos e internacionales. Y sin estas certificaciones, la aerolínea tampoco puede acudir a las autoridades de los países asiáticos, ya que a diferencia de Estados Unidos, exigen que antes de solicitar vuelos, las empresas ya tengan todas las certificaciones cumplimentadas antes de otorgar derechos de tráfico.

La aerolínea cuenta actualmente con cuatro aviones 757-200 adquiridos a American Airlines, dos de los cuales se encuentran en mantenimiento y pintura; y firmó una Carta de Intención (LOI) con United Airlines por ocho unidades más del modelo. Según el ejecutivo, para agilizar el proceso, la empresa pretende sumar hasta cuatro aeronaves a través de un contrato de arrendamiento con tripulación (wet-lease) a partir de noviembre para comenzar a volar.

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...