Un vuelo doméstico de S7 Siberian Airlines en Rusia, se vio obligado a realizar un Go Around (ida al aire) después de que se observó un oso salvaje deambulando por la pista del Aeropuerto de Magadan.

El vuelo S75219 despegó del Aeropuerto de Novosibirsk Tolmachevo (OVB) y estaba programado para aterrizar en el de Magadan Sokol (GDX) cinco horas después, el 17 de agosto de 2020.

Sin embargo, los planes se interrumpieron y el capitán del Airbus A320neo que operaba el vuelo, tuvo que realizar una vuelta durante una aproximación final a Magadan, después de recibir información sobre el oso que ocupaba la pista.

Esto retrasó la llegada por 20 minutos, según indican los datos de flightradar24.com. La aeronave logró esquivar al intruso y aterrizó de forma segura sin incidentes.

Informes de los medios locales indican que los controladores de vuelo fueron quienes vieron al oso. De no ser así, el aterrizaje podría haber provocado daños en la aeronave o algo peor.

El S7 Airbus A320neo que se utilizó para el vuelo, tiene menos de dos años. La aeronave, con número de registro VQ-BRI se fabricó en Hamburgo (XFW) y fue entregada a la aerolínea siberiana en octubre de 2018.

Los osos se están volviendo notorios en Rusia como ávidos «amantes» de la aviación. Anteriormente, uno fue sorprendido deambulando por la puerta de seguridad del personal, en el aeropuerto de Yelizovo (PKC) en junio de 2019.

Según la Agencia Espacial Europea los accidentes que se producen por fauna, cuestan más de 1.000 millones de dólares al año. Para poder evitar el ingreso no deseado de fauna, existen estas agencias de control en los aeropuertos que fungen una labor tan importante en la prevención de accidentes cada vez que abordamos un avión en el mundo.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.