Pierde Aeroméxico 10 millones de dólares con la puesta en tierra del 737 MAX

Durante la conferencia de presentación del balance financiero y operativo del Grupo Aeroméxico para el primer trimestre de este año, el director general del mayor grupo aeronáutico mexicano señaló que la aerolínea ya perdió 200 millones de pesos con la puesta en tierra y el consiguiente retraso en las entregas del Boeing 737 MAX 8. Actualmente, seis unidades esperan en tierra la resolución del problema con el software del modelo para finalmente volver a la operación comercial, lo que está previsto para dos meses. 

Según Andrés Conesa Labastida, Director General de Aeroméxico, la puesta en tierra de las unidades del Boeing 737 MAX ya entregados ha costado a la aerolínea del caballero águila el importe de 200 millones de pesos mexicanos (MXN), lo que equivale a unos 10 millones de dólares. Además del financiero, el impacto de la suspensión de la aeronavegabilidad del modelo fue sentido sobre su oferta de asientos por kilómetro disponible (ASK), que sufrió una reducción del 3 por ciento en el período. 

Para disminuir la capacidad ociosa frente a la puesta en tierra del 737 MAX, Aeroméxico decidió volver a la operación comercial temporalmente dos 737-700 Next Generation que fueron retirados de la flota en enero de este año, como anunciado el año pasado en su programa de reestructuración y optimización de flota. Según Conesa, la previsión es que la recertificación del modelo, actualmente en curso por las autoridades estadounidenses con participación de agencias de aviación de otros países, como la de Brasil, en Latinoamérica, por ejemplo, esté concluida en junio. 

Aeroméxico tiene un pedido firme por sesenta unidades del Boeing 737 MAX; este año, la previsión era para incorporar siete aeronaves más del modelo, incluyendo el primer MAX 9, cerrando el año con doce unidades de la familia en operación. Sin embargo, desde el pasado 11 de marzo, todos ellos se encontraban en tierra tras el accidente con el vuelo ET302 de Ethiopian Airlines, que trajo a luz una grave falla con el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS), lo que condujo el 737 MAX 8 matrícula ET-AVJ al desastre que resultó en la pérdida de las 157 almas que estaban a bordo.

Durante el primer trimestre, los ingresos de Grupo Aeroméxico alcanzaron 16.361 millones de pesos, un incremento de 0.5 por ciento respecto al mismo período del año anterior. El factor de ocupación se ubicó en 82 por ciento, un incremento de 2.2 puntos percentuales. La utilidad antes de financiamiento, impuestos, depreciación, amortización y rentas (UAFIDAR) alcanzó los 2.820 millones de pesos; margen del 17.2 por ciento. Sin embargo, la aerolínea cerró el balance con una pérdida neta de 1.271 millones de pesos.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com