Tras cinco años en los tribunales, jueces alemanes dictaminaron que Lufthansa AG no tiene que dar dinero extra a los familiares del accidente aéreo del vuelo 9525 de Germanwings, ocurrido el  24 de marzo del 2015, el accidente sucedió cuando el copiloto impactó deliberadamente la aeronave contra los Alpes franceses de Provenza.

Un tribunal regional de la ciudad de Essen en Alemania, desestimó las demandas impuestas por ocho familiares este 1 de julio de 2020. Las investigaciones concluyeron que el ex copiloto sufría de depresión severa, y por esta razón dirigió deliberadamente el Airbus A320-200 matrícula D-AIPX contra una montaña en los Alpes franceses.

Los demandantes buscaban una compensación más alta que la que ofreció Lufthansa así como su escuela de vuelo. Según informaron los jueces, Lufthansa ni la escuela de vuelo son los responsables de verificar sí el copiloto Andreas Lubitz era capaz de volar. El juez Lars Theissen concluyó, «la seguridad de la aviación es responsabilidad del gobierno«.

El 10 de enero de 2017 la fiscalía alemana concluyó que el copiloto Andreas Lubitz fue el único responsable de la catástrofe aérea. «De acuerdo con las investigaciones no hay razón alguna para abrir una investigación contra ninguna persona viva«, declaró el fiscal Christoph Kumpa.

El A320 matrícula D-AIPX, transportaba a 144 pasajeros y 6 miembros de la tripulación, realizaban un vuelo entre Barcelona y Dusseldorf. El vuelo desapareció de los radares (09:41 UTC) del martes 24 de marzo del 2015.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.