PK661: Revelan que el avión sufrió una falla catastrófica en el motor

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cumpliendo determinación del Tribunal Superior de Peshawar (PHC), que ordenó al gobierno pakistaní y Pakistan International Airlines (PIA) revelar el informe final del accidente con el vuelo PK661, la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán (PCAA) entregó a la justicia este martes, 27 de octubre, la conclusión de la investigación del accidente.

Según la prensa pakistaní, la autoridad entregó una copia del informe final al tribunal y otra al demandante, un familiar de una de las 48 personas que estaban a bordo del ATR 42-500, matrícula AP-BHO, que el 7 de diciembre de 2016, desapareció de los radares e impactó contra el terreno en Havelian (Pakistán), después que la tripulación declarara emergencia por el fallo del motor izquierdo (1).

Aunque aún no se ha hecho público, según la prensa, citando fuertes cercanas a la demanda, el informe final reveló que el turbohélice sufrió una falla catastrófica «nunca antes ocurrida»; por irregularidades en el mantenimiento y negligencia de la aerolínea, una de las palas de la turbina del motor Pratt & Whitney Canada PW127E se rompió durante el vuelo, causando un daño mayor al avión, que se ha vuelto incontrolable e impactó contra el terreno; no hubo sobrevivientes.

Según la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán (PCAA), la responsabilidad del accidente fue únicamente de la aerolínea estatal, conocida por numerosas irregularidades, desde pilotos y mecánicos con licencias falsas, hasta falta de mantenimiento adecuado a la flota. Francia (país de ensamblaje del avión) y Canadá (ensamblaje del motor) han presentado declaraciones al borrador del informe final, mientras que los Estados Unidos, aún no lo había hecho.

La Justicia reiteró a la autoridad que el informe debe hacerse público de inmediato, en cumplimiento de la decisión, que otorgó 45 días para la publicación, plazo que ha expirado el 20 de noviembre. Tampoco reconoció el acuerdo que la aerolínea firmó con familiares de las víctimas, donde a través de compensación, se eximió de cualquier responsabilidad por el accidente, ya sea por problemas de mantenimiento en el avión o falta de entrenamiento a los pilotos, problema que se hizo más evidente con el reciente accidente del vuelo PK8303.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.