¿Podría regresar Mexicana de Aviación?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Se ha especulado mucho a lo largo de estos 11 años si Mexicana de Aviación podría regresar a operación eventualmente. Reuniones de los extrabajadores como la del día 12 para conmemorar lo que hubiera sido el 100 Aniversario de la empresa pueden indicar que todavía hay mucho interés por reactivarla. Pero no es tan sencillo.

Podría pensarse que ante la situación actual en que hay una gran cantidad de aviones en tierra se podría conseguir un muy buen trato por algunos A319/A320s para iniciar operaciones. Se cuenta con el Certificado de la empresa o se podría renovar sin problema, se tiene el simulador para capacitar rápidamente tripulaciones y probablemente todavía mucha gente dispuesta a levantarla.

Posiblemente la etapa de planeación, contratación y preparación para iniciar no tomara más que unos meses, hacer una campaña publicitaria y ofrecer vuelos en las principales rutas y con un servicio adecuado a las nuevas circunstancias tratando de distinguirse de las low-cost, suena viable. Se podría comenzar por las rutas más emblemáticas como Tampico, Oaxaca, Veracruz, Mérida, Cancún, Tuxtla Gutiérrez, Monterrey, Guadalajara, Mexicali y algunas playas.

En una segunda etapa se podrían buscar también algunos destinos en el extranjero, aunque por el momento eso estaría muy complicado en tanto México siga en Categoría 2. Pero posiblemente encontrara también mercado en sus rutas tradicionales en California, Chicago, San Antonio, Denver y algunas otras, si es que el tráfico étnico todavía se acuerda del nombre.

Pero como ya se comentó también en Transponder 1200 sobre los rumores de inversionistas nacionales y chinos que supuestamente están interesados, la verdad es que la Compañía Mexicana de Aviación S.A. terminó sus operaciones con pasivos demasiado grandes que no ha podido cubrir. Además de las liquidaciones y pensiones de sus trabajadores le deben un dineral al fisco, aeropuertos, Seneam, combustibles, rentas y a una infinidad de proveedores y acreedores de todo tipo. Para resumirlo, sus pasivos se calculan en $9,000 millones de pesos ($450 millones de dólares aproximadamente). ¿Quién en su sano juicio quisiera reactivar una empresa que debe esa cantidad de dinero antes siquiera de comenzar?

El gobierno actual, en un intento por cumplir con su promesa de reactivar la empresa, les dijo a los trabajadores que podrían formar una cooperativa para ponerla a funcionar, pero es el mismo caso. De dónde van a sacar los ex empleados dinero no solo para inyectarle capital para trabajar, mucho menos para los pasivos. Además, la mayoría de ellos, después de 11 años de reclamar lo que les corresponde ya están cansados de todo esto y difícilmente van a querer dedicarle más años sin recibir su liquidación para tratar de hacerla funcionar otra vez.

Una empresa completamente nueva

En esto momento la única solución viable para ver a “Mexicana” surcar los cielos de nuevo sería que los inversionistas interesados crearan una nueva empresa desde cero, compraran el CAT y Mexicana MRO Services, las únicas filiales que siguen en operación así como el nombre comercial y logos de la empresa para poder utilizarlos en su operación. Pero ya no sería la Cía. Mexicana de Aviación, sino otra empresa con otra razón social, utilizando el nombre comercial de “Mexicana”.

RELACIONADO
Ex empleados de Mexicana piden al gobierno resolver su situación

Ahora, que si el nombre todavía sigue teniendo impacto y peso en la industria de la aviación y en la mente de los viajeros es otra cuestión. Hace 10 años por supuesto que sería muy viable, hoy habría que ver hasta dónde el público objetivo todavía lo valora y cuánto quiere la vieja empresa por él.

El otro punto a considerar es la saturación actual del mercado en México, los participantes actuales (Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobús, básicamente) tienen cubiertas todas las rutas con suficientes vuelos. El hecho de que llegue un nuevo participante sin importar el nombre, es luchar por abrirse un espacio en el mercado. No por el hecho de presentarse los pasajeros tomarán sus vuelos. Se debe considerar la estrategia, si tendrá servicio a bordo o no, primera clase o no, viajero frecuente o no, y la creación de paquetes como los tradicionales “VTP”.

En fin, no es imposible, pero no es tampoco nada fácil crear una nueva aerolínea en este momento, el nombre por sí mismo no abrirá el mercado y deberá estar respaldado por un valor distintivo sobre lo que los pasajeros paguen por su boleto.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...