Por crisis con el 737 MAX, Aeroméxico suspenderá ruta a Guayaquil

Con la apromaximación de la temporada de verano, uno de los períodos de mayor movilización de pasajeros en las terminales de los países de Norteamérica, incluyendo a México, la puesta en tierra del Boeing 737 MAX se convierte en un dolor de cabeza y una pesadilla para los transportistas de la región, que sufren con falta de capacidad de asientos previamente planeada para satisfacer la demanda de los viajeros.

En este contexto, está Aeroméxico, que este lunes 8 de julio anunció la suspensión de su primera ruta como resultado de los ajustes que deben realizarse en su flota en los próximos meses, sin una previsión de recertificación y regreso a la aeronavegabilidad de su flota de Boeing 737 MAX 8, actualmente compuesta por seis unidades; la previsión era que este año, la aerolínea recibiera entre ocho y diez unidades, incluyendo el primer MAX 9, finalizando el año con entre doce y catorce unidades operativas.

Así, a través de una carta firmada por su vicepresidente senior de ventas globales, Aeroméxico comunicó que, debido a ciertos ajustes operativos con la flota del grupo, ha tomado la decisión de suspender a partir del próximo 2 de octubre sus vuelos que conectan la Ciudad de México con Guayaquil y viceversa. La ruta en cuestión fue iniciada el pasado 1º de mayo con tres frecuencias semanales cada lunes, miércoles y viernes.

La ruta es operada con equipos 737-800 Next Generation, configurados con 160 asientos en tres clases, que con la puesta en tierra del 737 MAX 8, deberán fortalecer las principales rutas domésticas e internacionales que en la actualidad debería estar a cargo de la más nueva generación del fuselaje estrecho del fabricante estadounidense Boeing.

En la carta, el directivo de Aeroméxico, Giancarlo Mulinelli, mencionó que, no obstante, aquellos pasajeros que hayan adquirido boletos para volar en dicha ruta en fechas posteriores a la suspensión, serán reacomodados en otros vuelos disponibles con otras aerolíneas. Además, destacó que Grupo Aeroméxico seguirá manteniendo su conectividad con Ecuador a través de sus vuelos entre Ciudad de México y Quito.

La aerolínea del Caballero Águila no fue la primera ni será la última a sufrir impactos con la puesta a tierra del 737 MAX. La semana pasada, American Airlines anunció la cancelación de sus primeras rutas por la crisis con el modelo, así como otras aerolíneas ya trabajan con planes alternativos, como el caso de GOL Linhas Aéreas, que sumó ‘nuevos equipos’ 737 Next Generation inmediatamente a la flota para evitar mayores problemas operacionales.

Durante la presentación del balance financiero y operativo para el primer trimestre de este año, el director general de Aeroméxico señaló que la aerolínea ya había perdido más de 200 millones de pesos (10 millones de dólares) con la puesta en tierra y el consiguiente retraso en las entregas del modelo. En los balances mensuales subsiguientes, la situación se deterioró aún más, con los ajustes en oferta de asientos, por ejemplo.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com