Por malos cálculos, Pilotos de un A320 de Jetstar lleva el avión a sobrevelocidades

Tiempo de lectura: 2 minutos

Oficina de Seguridad de Transporte de Australia (ATSB), publicó un informe sobre la investigación de un incidente ocurrido la noche del pasado 29 de septiembre del 2018, cuando la tripulación de un Airbus A320 de la aerolínea Jetstar, se viera involucrado en un exceso de velocidad de retracción de aletas (flaps) y tren de aterrizaje durante el ascenso inicial.

Los investigadores apuntaron a que las causas se originaron por un mal procedimiento de verificación cruzada, la no actualización del Electronic Flight Bag y un deficiente cálculo manual –algo poco usual-, que los Pilotos realizaron.

Durante la preparación al vuelo entre Sídney a Melbourne, Australia, las «Electronic Flight Bag», que realizan las tareas automatizadas de cálculo de velocidades al despegue, no pudieron actualizarse, lo que obligó a la tripulación a realizar cálculos manuales de los datos de rendimiento al despegue manualmente.

El primer oficial fue quien realizó las cálculos, y el capitán “estuvo de acuerdo con los resultados”, a pesar de que los datos presentaran inconsistencias, pero nunca estuvieron al tanto de ello ya que nunca se realizó una verificación cruzada para validar los  datos. Además, no realizaron callouts, de “asenso positivo”.

Durante el despegue y asenso inicial, se superaron las velocidades máximas para la flaps y tren de aterrizaje. Dentro de este entorno de vuelo el Primer Oficial alertó al Capitán, quien solamente se limitó a retrasar las palancas de empuje a una altitud de 144 pies, altitud no segura para la reducción de empuje que, de acuerdo con la ATSB es de 800 pies.

La información arrojó que los pilotos escucharon un “ruido o golpe”. Inicialmente, concluyeron que podría tratarse de la unidad del APU, que aún estaba encendida y suministraba aire de purga. Pero el ruido continuó a pasar de haber apagado el APU y es cuando la tripulación de vuelo se dio cuenta que aún continuaba el tren de aterrizaje extendido.

A pesar del incidente, la aeronave continuó su vuelo y aterrizó sin ningún inconveniente. Nadie resultó herido. Mientras tanto, la aerolínea publicó un resumen interno de seguridad, haciendo recordatorios a sus tripulantes.

El director de seguridad de transporte de ATSB, Stuart Godley, dijo:

Este incidente destaca la importancia de la validación independiente y la verificación cruzada de los datos de rendimiento del vuelo, en particular las velocidades de rendimiento y el peso de la aeronave. Esta investigación enfatiza la importancia de considerar los controles de razonabilidad y precisión, consultar los manuales de procedimientos de la compañía en caso de problemas con la Electronic Flight Bag y realizar una rotación normal seguida de una referencia al Sistema de referencia de velocidad».

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...