¿Por qué Lufthansa operó 18,000 vuelos ‘fantasma’ sin pasajeros?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Como lo revelamos recientemente, la aerolínea alemana Lufthansa realizó al menos 18,000 vuelos ‘fantasmas’, durante el pico de la pandemia, con el objetivo de no perder sus franjas horarias (slots), que son los horarios de despegue y aterrizaje de los aeropuertos donde opera.

Esto significó también la calificación de sus tripulaciones de vuelo y mantenerlos ‘al punto’, para que no perdieran sus capacidades de los equipos, habilidades de vuelo y que las aeronaves estuvieran en condiciones aeronavegables. Esto causó mucho revuelo entre las comunidades a favor del medio ambiente que criticaron severamente al grupo alemán por la contaminación. Un avión puede emitir aproximadamente 18 kilogramos de dióxido de carbono por cada kilómetro de vuelo.

En la decisión de Lufthansa y su Director Ejecutivo, Carsten Spohr, por operar vuelos vacíos fue para cumplir con los requerimientos de la Unión Europea en términos de usos horarios (slots). Se sabe que Lufthansa operó al menos el 64% de los slots para poderlos mantener y no perder los derechos de uso en decenas de aeropuertos.

Hasta el momento no se sabe con certeza cuánto fue el costo que tuvo Lufthansa que pagar para mantenerse al día, con una regulación –en medio de la pandemia-, incomprendida y obsoleta, que fue inflexible durante esos complicados meses.

Varios activistas ambientales y también políticos, rechazaron las medidas de la Unión Europea y solicitaron fueran más laxos en sus medidas, ya que no estaba acorde con la crisis humanitaria. En paralelo el Ministro de Movilidad de Bélgica, Georges Gilkinet, envió una carta a la comisaría europea en el transporte para exigir cambios en una regulación que, no sólo a Lufthansa, sino a decenas de aerolíneas europeas les afectaba.

Las exigencias de las franjas horarias no son particulares de la Unión Europea, la mayoría de los países piden a sus operadores cumplan con los horarios asignados, al menos en un 80% de ellos. Esto impulsa a que las aerolíneas eviten demoras o cancelaciones inadvertidas y que los pasajeros obtengan cada vez un mejor servicio por parte de las aerolíneas. Esta regla es conocida también como “use it ir lose it” (úselo o piérdalo).

Recientemente el polémico Michael O’Larry, CEO de la una de las aerolíneas “Low Cost” más grandes del mundo, Ryanair, arremetió contra Lufthansa por la decisión de realizar los 18,000 vuelos fantasmas. Dijo que la aerolínea alemana realmente nunca le ha interesado el medio ambiente y que lo único que les importa es generar dinero. Sin embargo, Ryanair, no es ajena a los vuelos fantasmas, ya que en los puntos más álgido de la pandemia también mantuvo a la mayoría de su flota de aviones activos en circuitos de vuelo alrededor de cada una de sus bases.

RELACIONADO
Por seguridad, British Airways suspende vuelos a El Cairo por siete días

Ahora con la variante Ómicron que está acechando gran parte del mundo, los vuelos comienzan a verse reducidos desde hace al menos dos semanas. Para Lufthansa esto ha significado al menos el recorte de 30,000 vuelos durante la temporada de invierno. Según el CEO de la aerolínea esto representa sólo el 10% de sus operaciones planificadas.

Las medidas impuestas en todo el mundo para que los operadores aéreos cumplan sus franjas horarias tendrá que cambiar cuando una eventualidad de esta magnitud, como fue el COVID-19. se presentó. Es imperativo, pero extravagante no aligerar las condiciones para cumplir con lo slots, si es que realmente importa el medio ambiente. ¿Qué opinan?

  • author's avatar

    By: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...