Qatar Airways anunció este miércoles 13 de mayo que dejará su flota de Airbus A380 en tierra al menos hasta mediados del próximo año e incluso, que podrían nunca regresar a volar en la flota de la aerolínea, como resultado de una posible caída continúa en la demanda de viajes aéreos en los próximos años por la crisis global del nuevo coronavirus (COVID-19). En marzo, con la alta demanda por vuelos de repatriación, algunos equipos regresaron a la flota, sin embargo, pronto volvieron a quedarse en tierra, sin previsión de regresar a la operación comercial del transportista qatarí.

La información fue anunciada por el ejecutivo de la aerolínea, Akbar Al Baker, durante una rueda de prensa, donde señaló que los diez equipos que componen la flota de Qatar Airways se quedarán en tierra por un año más y tal vez, dependiendo de la situación, nunca volverán a volar. La intención era retirarlos dentro de los próximos cuatro años, sin embargo, el impacto sin precedentes del nuevo coronavirus sobre la aviación podría obligar el transportista del golfo a deshacerlos lo antes posible para reducir los costos operativos.

Según Al Baker, la aerolínea espera reanudar vuelos a 52 destinos internacionales a fines de mayo, y otras 28 ciudades en junio, pero con una visión menos optimista de la situación. Para el ejecutivo, el sector aéreo recuperará su capacidad similar al período antes de la crisis en no menos de dos años; en menos tiempo, enfatizó, sólo por un milagro. Anteriormente, ya había señalado que aprovecharía al máximo su flota diversa y eficiente, para garantizar el mejor ajuste para la demanda esperada en cada ruta planificada.

El ejecutivo qatarí agregó que Qatar Airways dejará en tierra alrededor del 25 por ciento de su flota en el futuro cercano y que está considerando posponer las entregas de nuevas aeronaves que están planificadas para los próximos dos años. Para este año, la aerolínea esperaba incorporar cuarenta nuevos equipos de único y doble pasillo de los fabricantes aeronáuticos Airbus y Boeing. Aunque baja, él cree que habrá una demanda mínima suficiente para llenar entre el 50 y el 60 por ciento de la capacidad de los asientos.

La declaración del ejecutivo de Qatar Airways se produce dos semanas después que Tim Clark, presidente de su rival regional Emirates, el más grande e importante del modelo, ha declarado que el «A380 ha terminado para nosotros». Emirates tampoco cree en la breve recuperación del mercado, estimando que la capacidad sólo volverá a crecer en dieciocho meses; la aerolínea ha señalado que, debido a la crisis del nuevo coronavirus (COVID-19), reducirá el tamaño de su flota entre un 20 y un 30 por ciento.

Foto: BriYYZ/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.