¡Que siempre sí! Los seis Boeing 747 de Lufthansa tienen permiso para salir del Aeropuerto de Twente

Recientemente se dio a conocer que por un error Lufthansa podría no recuperar seis Boeing 747-400 o mejor dicho tardaría un poco de tiempo el que los pudiera recuperar, ya que al aeropuerto donde se enviaron estos gigantes no tiene los permisos para que estos aviones puedan despegar por la pista.

La idea original de Lufthansa era enviar estos aviones a el Aeropuerto de Twente en los Países Bajos, en donde pensaba desmantelar las aeronaves, tiempo después la aerolínea reconsideró esta opción y decidido recuperarlos, fue donde se enfrentaron con este problema, que ahora solo quedará para la anécdota.

El día de hoy 29 de octubre, la autoridad aeronáutica holandesa emitió un permiso para que las aeronaves puedan despegar del aeropuerto por única vez. La Inspección de Transporte y Medio Ambiente Humano (ILT) llegó a un acuerdo con el Aeropuerto de Twente, en donde se permitiría la salida de estos aviones acordando que tal situación nunca debe repetirse.

Para permitir la salida de las aeronaves, el ILT ha establecido protocolos de seguridad específicos para las salidas. Una de las restricciones es que la aeronave debe ser liviana y, por lo tanto, llevar poco combustible. Esto limitará su alcance a la salida del aeropuerto.

El acuerdo significa que ahora se evitarán las acciones legales que debe iniciar el aeropuerto esta tarde. Tres de los Boeing 747 de Lufthansa ya se han vendido y, ahora que se ha resuelto el problema, se espera que el primer avión parta en breve.

En todo el mundo, varios aviones de cuatro motores han quedado en tierra como resultado de la situación actual. De hecho, Lufthansa incluso ha retirado muchos de estos aviones antes, incluida la mitad de su flota Airbus A380. Otra instalación que utiliza la aerolínea es Teruel en España, es el cementerio de aviones español que alberga actualmente ocho de los Airbus A380 de la aerolínea, junto con toda su flota de  Airbus A340-600.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...