Como lo habían advertido desde el pasado mes de julio, Ryanair anunció que cerrará su base del aeropuerto de Düsseldorf el próximo 24 de octubre, justo para el final de la temporada de verano. Con esto más de 200 empleados perderán sus puestos de trabajo. La aerolínea mencionó que esta medida es tomada por la negativa del operador del aeropuerto a reducir sus tarifas.

Además mencionaron que uno de los únicos proveedores del aeródromo exigió un aumento del 30% en sus tarifas, esto también dificultaba la permanencia de la aerolínea. La dirección de Ryanair, también declaró que las ayudas que el estado ha brindado a las aerolíneas alemanas, hacen que sea imposible la permanencia de la aerolínea en Alemania.

También la base de Stuttgart se cerrará el próximo mes de septiembre. Todo indica que la competencia dentro del mercado alemán se ha visto enormemente distorsionada por los €9.000 millones de euros que se brindaron a Lufthansa, como parte de un rescate económico estatal, al mismo tiempo que el gobierno alemán está aumentando los impuestos al tráfico aéreo.

Además los aeropuertos se niegan a reducir sus tarifas siendo muy elevadas y poco competitivas, dejando a Ryanair sin más opciones que cerrar sus bases. Ni Ryanair ni Laudamotion podrían «soportar las pérdidas inevitables en las que se incurrirá en Düsseldorf este invierno, donde las tasas e impuestos ahora superan los 40 € por pasajero que sale».

El pasado 9 de septiembre el CEO de la aerolínea, Michael O’Leary, pronosticó un duro invierno en el que no descartó el cierre de más ubicaciones individuales.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.