El día de hoy 10 de septiembre, Singapore Airlines ha anunciado que reducirá su fuerza laboral en más de 4.000 empleados. La aerolínea, sintiendo los efectos del COVID-19, planea convertirse en una compañía aérea más pequeña, logrando reducir personal mediante despidos y congelaciones de contratación durante un período indefinido.

A pesar de que hay más personas que eligen viajar que las que no lo han hecho en los últimos meses, los viajes aéreos siguen siendo bajos. Las aerolíneas están luchando por aumentar la demanda de boletos donde el coronavirus aún plantea preguntas sobre las restricciones de viaje.

La aerolínea planea retirar a 4.300 empleados para reducir costos, debido a que un grupo de 2.400 empleados, miembros del personal de Singapore Airlines serán despedidos, y otras 1.900 personas se retirarán como resultado de salidas voluntarias o congelaciones de contratación. Esta cifra representa un recorte del 15% en la fuerza laboral de Singapore Airlines.

Como muchas aerolíneas, Singapore Airlines ha necesitado ajustar sus horarios de vuelos. Dicho esto, el porcentaje de los próximos vuelos programados, están muy por debajo del volumen operativo en 2019.

Por ahora, Singapore Airlines depende de un puñado de rutas para generar ingresos. Estos incluyen servicios entre Singapur:

  • Hong Kong
  • Jacarta
  • Los Ángeles
  • Sydney
  • Tokio

Sus destinos totales cubren 34 ciudades en cuatro continentes.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.