La aerolínea de bajo costo mexicana Volaris activó el protocolo de seguridad el pasado jueves 2 de mayo en el Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo en Tuxtla Gutiérrez ante una amenaza de bomba sufrida por el vuelo Y4689, que despegaría en dirección a Guadalajara durante las primeras horas de la tarde. Posteriormente, la amenaza fue descartada y la operación normalizada.

En el momento de la amenaza, la aeronave encargada de cumplir dicho vuelo se trataba del Airbus A320 matrícula N518VL, con despegue programado para las 14:47LT (GMT-5). Después de la activación del protocolo de seguridad, los pasajeros fueron evacuados y el avión, aislado para verificación por parte de las autoridades competentes.

Por seguridad, toda la operación en la terminal también fue suspendida durante la verificación del Airbus; al menos seis vuelos desde y hacia Tuxtla Gutiérrez sufrieron retrasos por más de tres horas. Sin embargo, nada ha sido localizado durante la inspección y por lo tanto, la amenaza fue descartada por las autoridades.

Alrededor de las 18:00LT, unas tres horas después de la notificación de la amenaza, la operación en la terminal fue normalizada, con la reapertura para aterrizajes y despegues. El vuelo Y4689, por su vez, despegó finalmente en dirección al Internacional Miguel Hidalgo y Costilla en Guadalajara a las 18:15LT sin mayores contratiempos.

A través de un comunicado, Volaris informó que después de la inspección del avión, se comprobó que la amenaza había sido falsa y sus pasajeros continuaron con el viaje con normalidad. El pasajero disruptivo que provocó dicha alarma quedó bajo custodia de las autoridades policiales.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.