El Airbus A320 de Tunisair, matrícula TS-IMV, sufrió un doble impacto con aves (birk strike) durante el ascenso inicial luego del despegue del Aeropuerto Internacional de Túnez-Cartago, República Tunecina, la tarde del pasado viernes 3 de julio. Sin indicación de anormalidad o mayores problemas, la tripulación decidió continuar el vuelo al aeródromo de destino, que transcurrió con normalidad; posteriormente, en tierra, una inspección descubrió que uno de los motores sufrió la ingesta de un ave de rapiña, que cazaba una paloma, que chocó con el tren de aterrizaje de nariz; el avión sigue en tierra para reparación.

En el momento del incidente, el avión cumplía el vuelo TU542 en dirección a Múnich, que inició su carrera de despegue por la pista 01 de Túnez-Cartago, que dispone de 3.200 metros de longitud, a las 16:35LT (GMT+1) con 138 pasajeros y siete tripulantes a bordo. Durante el ascenso inicial, la tripulación presumió que habían sufrido una posible colisión con un pájaro, pero como no había indicación de problemas con el avión, han decidido continuar el ascenso y seguir a la ciudad alemana.

El vuelo, que duró una hora y cuarenta minutos, transcurrió con normalidad y sin contratiempos, el Airbus aterrizó con seguridad en el Aeropuerto Internacional de Múnich-Franz Josef Strauss a las 19:17LT (GMT+2), abandonando la pista activa e iniciando su rodaje para la terminal de pasajeros, donde todos han desembarcado normalmente. Mientras era preparado para cumplír el vuelo TU543 de regreso a la capital tunecina, la inspección en tierra encontró la paloma muerta atrapada en el tren de nariz y también, la indicación de que el motor derecho (2) podría haber succionado un ave.  

Posteriormente, han identificado daños en los álabes del motor derecho (2) CFM International CFM56 y restos de una ave de rapiña en su interior; inmediatamente, el avión fue retirado de operación para la reparación y el vuelo de regreso a Túnez, retrasado; los pasajeros afectados fueron acomodados en hoteles durante la noche. La mañana del día siguiente, la aerolínea estatal y de bandera desplegó el A320 matrícula TS-IMU a Múnich, para trasladar los pasajeros a Túnez, continuando el vuelo TU543 con más de doce horas de retraso. 

La hipótesis de los mecánicos de la aerolínea es que, presumiblemente, en el momento de la colisión, el ave de rapiña estaba cazando la paloma, entrando en la trayectoría de despegue del avión; luego del incidente, el Airbus todavía permanece en tierra en Múnich para su reparación. Según un estudio de Airbus, alrededor de 41 por ciento de los incidentes de colisión con pájaros, involucra en ingesta por los motores; aunque el riesgo de accidentes o incidentes graves es bajo, el riesgo aviar preocupa a las autoridades aeroportuarias y a las aerolíneas de todo el mundo; cada año, este tipo de incidente genera una pérdida estimada en más de 1.6 mil millones de dólares a la aviación civil.

Foto: Adrian Pingstone/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.