La aerolínea belga VLM Airlines suspendió todas sus operaciones después de presentar la quiebra ante el tribunal de comercio de Bélgica. En total, la compañía tiene deudas que, acumuladas, superan los 6 millones de dólares.

Fundada en 1992, la compañía fue adquirida por el Grupo Air France – KLM a través de CityJet en 2008. En 2010, transportó a más de 1 millón de pasajeros, operando un promedio de 500 vuelos semanales desde el aeropuerto London City. En 2014, con la venta de CityJet, la compañía fue vendida a un grupo de inversores belgas, INTRA Group.

Con una flota de once Fokker 50, VLM Airlines operaba vuelos chárter y regulares entre Bélgica, Suiza, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Italia y Noruega.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.