Pasajeros de un vuelo de la aerolínea de bajo costo Viva Aerobus, compartieron un video de la ahora denominada ‘#LadyCovid’, una pasajero que irrumpió por varios minutos la salida de un vuelo en el Aeropuerto Internacional de Cancún, lo que provocó un retraso el pasado viernes.

“Todos estamos aquí porque nos vale ve*** el COVID”, esas fueron una de las expresiones que la joven utilizó y que causaron molestias entre varios pasajeros. Además, se retiró la mascarilla, lo que causó una mayor molestia de los viajeros quienes pedían que descendiera del avión para permitirles iniciar con el vuelo. Actualmente y derivado de la pandemia, todas las aerolíneas en el mundo han impuesto protocolos durante el vuelo sobre el uso de cubrebocas, sana distancia, entre otras.

El ‘show‘ comenzó cuando una de las Tripulantes de Cabina, le indicó que se pusiera su mascarilla. Aunque al inicio causó risas por parte de los pasajeros, posteriormente la situación se tornó tensa debido a que se quitó por completo el cubrebocas y comenzó a insultar a los pasajeros. Según los reportes, LadyCovid se encontraba en estado de ebriedad.

LadyCovid fue retirada del avión por parte de las autoridades y el avión pudo despegar. Hace unos días también publicamos de cómo unos pasajeros de la aerolínea KLM irrumpieron otro vuelo, cuando se negaban a ponerse su cubrebocas, también estaban en estado de ebriedad.

En contexto

Alrededor del 60% de los delitos cometidos por pasajeros disruptivos en un vuelo quedan impunes, así lo dio a conocer recientemente la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), luego de que el próximo 1 de enero del 2020 entre en vigor una nueva ley que permitirá mayores mecanismos legales para la defensoría de las aerolíneas quienes son las más afectadas.

Las aerolíneas pierden cientos de miles de dólares cuando una aeronave debe desviarse por algún pasajero disruptivo; el pago de combustible extra, la indemnización a los pasajeros en vuelos de conexión y pagos de servicios aeroportuarios no contemplados, son algunas de las cuantiosas pérdidas que sufre y en pocas ocasiones son indemnizados.

Según la IATA, las actividades que podrían desencadenar en un juicio van desde el fumar, hasta el maltrato físico, acoso o no seguir las indicaciones de la tripulación de vuelo, entre otras, lo que consecuentemente, genera retrasos significativos e interrupciones operativas que impactan negativamente en la experiencia de viaje y el entorno laboral de los miembros de la tripulación.

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.