Uno de los últimos operadores del DC-3, Air Colombia suspende operaciones

La aerolínea regional Air Colombia, uno de los últimos operadores mundial del bimotor Douglas DC-3, ha suspendido toda su operación comercial desde el pasado viernes 13 de septiembre; la información fue compartida a través de redes sociales. Todavía se desconoce lo qué motivó la suspensión; la operación de la aerolínea colombiana era servicio esencial para ciudadanos que viven en zonas inhóspitas del país sudamericano.

Con sede en el Aeropuerto La Vanguardia en la ciudad de Villavicencio, capital del departamento del Meta, en el centro del país, actualmente su flota está compuesta por tres unidades del Douglas DC-3, que el pasado viernes, amanecieron el día agrupados en la plataforma de la terminal, a diferencia de lo habitual, donde en los primeros rayos del sol, rugían sus motores listos para surcar los cielos colombianos con pasajeros y cargas a bordo. 

Aunque ‘viejos’, estos bimotores brindan un servicio esencial para la mayoría de los ciudadanos colombianos que viven en las comunidades selváticas o en zonas inhóspitas del país, donde la infraestructura presente no permite la operación comercial regular de los turbohélices de otras aerolíneas regionales, como la estatal Satena e incluso, la recién creada Regional Express Américas (Avianca); y donde la única opción de acceso es por vía aérea. Destinos como Araracuara (Caquetá), Miraflores (Guaviare), Puerto Inírida (Guainía), San Felipe (Guainía) y La Macarena (Meta), son algunos de ellos. 

Actualmente, según datos consultados por nuestra sala de redacción, al menos cinco unidades del Douglas DC-3 siguen activos brindando servicio esencial en Colombia, éstos, en los colores de Aerolíneas Andinas (Aliansa) y Aerolíneas del Llano (Allas). Hace cinco años, las autoridades aeronáuticas colombianas han sacado una nueva reglamentación aérea para el país, que prohibió la importación de aeronaves ‘viejas’ como el Douglas, para obligar a las aerolíneas regionales a modernizar sus respectivas flotas, lo que no ocurrió por razones económicas y operacionales. 

A finales de junio pasado, en una entrevista al periódico colombiano Semana, el Director y Representante Legal de Aliansa, Andrés Hernández, señaló que, además de la batalla por no desaparecer, sobre todo, por cumplir con las estrictas normas de seguridad aérea, otro problema adicional enfretado por los operadores del Douglas en Colombia es que las aseguradoras no quieren venderles las pólizas obligatorias. Sin embargo, Hernández destacó que el Douglas no han desaparecido y sigue activo en muchas partes del mundo, como en Canadá y Estados Unidos, y los fabricantes aún responden por sus modelos, ordenando un estricto manual de vuelo y mantenimiento que las empresas colombianas cumplen, agregó.

Foto: Jan Koppen/Oldjets

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com