Urgente activar la Agencia Federal de Aviación Civil en México… ¡No es posible esperar más!

Desde 2013, advertimos aquí en Transponder 1200 que, la Comisión Federal de Mejora Regulatoria COFEMER, había ya decretado la creación de esta Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ya tenía elaborado el proyecto para modificar el reglamento interno de dicha secretaría en su Artículo 41 Bis.

Reproducimos textual el artículo en comento:

Artículo 41 Bis. La Agencia Federal de Aviación Civil es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría, con autonomía funcional, técnica, operativa, administrativa, de gasto y de gestión, que tiene por objeto regular, coordinar, vigilar y controlar los servicios de transporte aéreo, nacional e internacional, los aeroportuarios y complementarios, sus instalaciones y equipos, así como los servicios de control de tránsito aéreo y de información y seguridad de la navegación aérea, y en general, de las actividades concernientes a la aviación civil, el cual tendrá las atribuciones exclusivas que, para ejercer la autoridad en el marco de su competencia, se le confieren en la Ley de Aviación Civil, la Ley de Aeropuertos, este Reglamento, el Decreto por el que se crea el órgano administrativo desconcentrado, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, denominado Agencia Federal de Aviación Civil, el Reglamento Interno de este órgano administrativo desconcentrado y demás disposiciones relativas y aplicables, así como aquellas facultades que le sean otorgadas por el Titular de la Secretaría.

Asimismo, solicitamos respetuosamente a la administración que estaba por terminar, pusiera en marcha la Agencia, ya que existían las condiciones para ello. Sin embargo, algo pasó que no hubo voluntad política para que la AFAC iniciara gestión.

Estamos viendo el resultado de haber dejado pasar el balón. Seguimos obedeciendo leyes y reglamentos que datan de 1950, cuando la aviación era de motores radiales y no existía más tecnología que la incipiente radiocomunicación.

Continuamos con déficit de Inspectores Verificadores para todas las áreas de la aviación (no se resume solamente en aviación comercial) y más importante, Instructores formadores que capaciten y evalúen a quienes nos dedicamos a la impartición de cursos aeronáuticos.

Lo anterior no es por omisión de la Autoridad, sino por falta de recursos desde el gobierno federal.

Algunas escuelas de vuelo están pasando por momentos de crisis, ya sea por la falta de mantenimiento en sus aeronaves o por falta de instructores en las escuelas.

Es pernicioso sostener el modelo de “Safety Pilot” en las operaciones de algunas escuelas como práctica común cuando lo que se necesita es capturar instructores con vocación y preparación que permitan a esas escuelas en crisis, una continuidad en la enseñanza, mejora e innovación de sus métodos de impartición, así como la elaboración de nuevo material audiovisual y de lectura acorde al siglo XXI y su tecnología.

Pero todo esto no será posible sin la intervención de fuertes sumas de dinero ya sea vía inversión de capital de los dueños y socios de las escuelas de vuelo o incluso, de las mismas aerolíneas quienes deberían ser las más interesadas en obtener de las escuelas de vuelo, un producto terminado con altos estándares de conocimiento teórico y práctico.

También, con la autonomía de gestión de la AFAC, terminar de una vez por todas los tortuosos trámites para obtención de licencias, permisos y capacidades.

De no atender esta gran y urgente necesidad, mucho me temo que nos acercaremos muy pronto a una nueva degradación en la categoría de seguridad aérea; un golpe tan fuerte, que no podríamos salir de la crisis tan fácil porque la competitividad mundial no tiene misericordia de aquellos quienes abandonan a la industria de la aviación a su suerte.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com