La semana pasada, VivaAerobus completó el primer paso de su plan de modernización de flota con la retirada del Boeing 737-300, avión que desempeñó un papel clave durante su crecimiento y consolidación en el mercado mexicano.

El último vuelo tuvo lugar el pasado 28 de octubre, cuando el avión de matrícula XA-VIQ despegó de San José del Cabo hacia Monterrey vía Culiacán.

Habiendo operado un total de veinticinco aviones del modelo, en 2013 VivaAerobus anunció la adquisición de 52 aviones de la familia Airbus A320 – hasta entonces en la mayor compra de aeronaves del fabricante europeo realizado por una aerolínea de Latinoamérica – para, además de modernizar su flota reemplazando el 737, concretizar su plan de expansión tanto nacional como internacional.

Además de la edad avanzada, en comparación con su rival, el Boeing 737-300 posee un consumo de combustible 11% mayor y una capacidad de pasajeros 6% menor. En resumen, el A320 permitió VivaAerobus ahorrar combustible en tiempos de precios altos mientras permitía la aerolínea aumentar sus ingresos por pasajero (PRASK).

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.