Durante la presentación del balance financiero para el primer trimestre de este año (1Q2020), el pasado jueves 23 de abril, Volaris anunció que mantiene una conversación con el fabricante aeronáutico europeo Airbus para reducir el ritmo de expansión de su flota con el aplazamiento de la incorporación de nuevas aeronaves por los próximos 18 meses. Durante la llamada, la aerolínea mexicana de ultra bajo costo (ULCC) destacó sus esfuerzos para reducir costos y minimizar los impactos resultantes de la crisis del nuevo coronavirus (COVID-19).

Según el vicepresidente ejecutivo de la aerolínea, Holger Blankenstein, Volaris está considerando el aplazamiento de la incorporación de al menos ocho aeronaves de la familia Airbus A320neo, que estaban programadas para ocurrir progresivamente hasta agosto del próximo año. La planificación de la flota antes de la crisis preveía la entrega de dieciocho nuevas aeronaves A320neo y A321neo durante el período, parte de su cartera de pedidos (backlog) pendientes con Airbus por 103 unidades en los próximos años.

 

 

 

Durante el primer trimestre, la aerolínea ya no incorporó nuevos equipos adicionales en su flota, terminando el período con 82 aeronaves, siendo ocho A319, cincuenta y ocho A320 y dieciséis A321. Según la directora financiera, Sonia Jerez Burdeus, buscando aplazar agresivamente los costos, Volaris ya acordó con 27 de sus 29 arrendadores de aeronaves y motores suspender los pagos correspondientes durante el segundo trimestre (2Q2020), reducido los gastos de capital a un mínimo durante el período de crisis.

Como resultado de la crisis sin precedentes en la aviación causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), a fines de marzo, la aerolínea comenzó a experimentar una caída significativa en la demanda y, por lo tanto, para mantenerse al día, anunció una reducción en la capacidad por millas de asientos disponibles (ASM) al 50 por ciento para los meses de marzo y abril. Sin embargo, con el empeoramiento de la crisis, la situación se revisó y su capacidad se redujo en un 80 por ciento.

El pasado martes 21 de abril, el Consejo de Salubridad General (CSG) de México anunció que el país ha entrado en la fase tres de la propagación de la enfermedad, su etapa más grave; por lo tanto, las restricciones gubernamentales para contener el nuevo coronavirus (COVID-19) se han extendido hasta el 31 de mayo, si las medidas actuales son exitosas. Como resultado, Volaris ha señalado que llevará a cabo una nueva reducción en la capacidad para mayo, de aproximadamente el 90 por ciento de la programada originalmente.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.