Juguemos a volar fatigados… a ver qué pasa

La falta de lo que debería de ser esencial, hoy se ha convertido en una amenaza para la seguridad en la aviación. La creciente demanda de vuelos y flotas han obligado a los operadores aéreos y autoridades a tomar medidas para no quedarse atrás de la competencia, siendo el personal técnico aeronáutico el más afectado en esta curva de crecimiento poniendo en riesgo la vida de los pasajeros.

La fatiga – principalmente en la aviación comercial mexicana – no contribuye a mitigar los riesgos de accidentes o incidentes, si no que los potencia; esta crisis obedece a un entorno donde son vulneradas las garantías laborales mínimas, cómo es el descanso y el clima organizacional, aunado a la poca contratación de personal en las aerolíneas y las extensas jornadas laborales a las que en algunos casos son sometidos.

La FAA Civil Aerospace Medical Institute define a la fatiga como:

…“una condición caracterizada por una sensación de incomodidad creciente con reducción de la capacidad para trabajar, reducción de la eficiencia en cumplir metas, pérdida de la capacidad para responder a estímulos, y usualmente está acompañada por la sensación de cansancio y agotamiento”

Pocos estudios se tienen en México sobre la fatiga de las tripulaciones. Hace varios años dentro del Segundo Encuentro de Seguridad Aérea del Colegio de Pilotos Aviadores de México se presentó una Investigación de la fatiga en el entorno laboral de los pilotos mexicanos, en el que participó el P.A José Antonio Martín García, Licenciado en psicología y asesor de Factores Humanos del CPAM.

La investigación arrojó que de los 137 participantes, un 3,6% padece de agotamiento, y un 38,0% de los pilotos se ubican en niveles críticos de desarrollo de este padecimiento, lo que se traduce a más 40% de la muestra, lo cual indica una situación de alto riesgo. Estas estadísticas hoy en día han incrementado casi al doble.

En México el sistema de gestión de riesgos asociados a la fatiga (FRMS: Fatigue Risk Management System), se ha intentado trabajar y ejecutar desde el año 2013, en el que participan la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Dirección General de Aeronáutica Civil, Servicios a la Navegacion en el Espacio Aéreo Mexicano SENEAM, Medicina Preventiva en el Transporte, Colegios, Cámaras y dos aerolíneas mexicanas como Aeroméxico e Interjet.

Desafortunadamente este sistema que lleva 3 años planificándose, no se ha podido materializar y mucho menos llevar a la práctica. ¿La seguridad aérea no es prioridad para la autoridad mexicana? ¿A caso la implementación de este sistema no les conviene a los particulares?

y cito a continuación:

“…a través del cual solicita se lleven a cabo las acciones administrativas que sean necesarias para efecto de incrementar el número máximo de horas de vuelo respecto de los miembros de una tripulación, exponiendo diversos argumentos, entre otros que los competidores internacionales directos de las aerolíneas mexicanas tienen una ventaja operacional y económica con una limitación regulada de 100 horas o más de servicio mensual, lo que afecta la sana y libre competencia y desarrollo por parte de la industria aérea nacional”.

Este documento que es firmado el titular de la DGAC, Miguel Peláez Lira, indica que se está llevando a cabo un análisis de la reglamentación que se establece en el artículo 82 del Reglamento de la Ley de Aviación Civil en materia de jornadas de las tripulaciones de vuelo.

Mientras “sean peras o manzanas” Peláez Lira autorizó antes de evaluar, conciliar, informar o por lo menos terminar de elaborar el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-117-SCT3-2015, a las empresas nacionales que lo han solicitado – entre ellas Transportes Aéreos Regionales (TAR) – a extender de 90  a 100 horas la jornada laboral de sus pilotos efectivo sólo por esta temporada vacacional que finaliza el 31 de agosto próximo.

Si bien otras aerolíneas internacionales trabajan bajo este esquema de horas, no son equiparables en México dadas las precarias condiciones laborales que enfrenta el personal técnico aeronáutico. Mientras tanto a poner en riesgo la vida de los más de 74 millones de pasajero que vuelan en los cielos mexicanos anualmente… Y “a volar joven” que no queda de otra.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com