Agente de Servicio al Pasajero bromea sobre terrorismo y Air France cancela vuelo

Tiempo de lectura: 2 minutos

La tripulación del Boeing 777-300ER de Air France, matrícula F-GZNG, decidió cancelar un vuelo que despegaría del Aeropuerto Internacional de París Charles de Gaulle (CDG) tras ser alertada por la familia de una niña pasajera sobre una broma hecha durante el embarque por un Agente de Servicio al Pasajero sobre la presencia de terroristas a bordo del avión. El hombre fue detenido e interrogado por la policía francesa y puede tener que indemnizar a la aerolínea.

La insólita situación ocurrió la tarde del 14 de julio durante el proceso de embarque para el vuelo AF646, que despegaría de la capital francesa hacia el Aeropuerto Internacional de Saint-Denis Roland Garros (RUN), en el departamento de ultramar francés de La Reunión. Mientras la niña abordaba el avión con la familia, el Agente de Servicio al Pasajero, un hombre de 46 años, se acercó a la niña y susurró para tener cuidado ya que había terroristas a bordo de ese vuelo.

Sin embargo, no quedó claro si el hombre era un agente de la propia Air France, subcontratado de alguna empresa de handling que da servicio a la aerolínea o contratado del aeropuerto; ya acomodados dentro de la aeronave pero incómodos con la situación que acababan de presenciar, los familiares de la niña informaron a la tripulación de cabina de pasajeros (TCP) de lo ocurrido. El Capitán del Triple Seven fue informado y por razones de seguridad decidió cancelar el vuelo. 

Se tomaron protocolos de seguridad para este tipo de situación y se informó a la policía francesa sobre la amenaza a la seguridad de la aeronave; equipos fueron desplegados al aeropuerto e hicieron una inspección minuciosa del avión y del equipaje de cada pasajero hasta descartar la amenaza. Cuando la policía tomó conocimiento de la situación, pudo identificar y detener al Agente de Servicio al Pasajero; al ser interrogado por las autoridades francesas, el hombre dijo que solo estaba “bromeando” y que no sabía que lo que acabara de hacer era un delito. 

Debido al tiempo de inspección del Boeing 777 y del equipaje, que demoró más de dos horas, la aerolínea apoyó la decisión del Capitán y decidió cancelar el vuelo; los pasajeros afectados fueron alojados en hoteles o en otros vuelos. El hombre fue liberado por la policía, pero deberá enfrentar un juicio por interferencia en el movimiento de la aeronave, lo cual es un delito según la ley antiterrorista francesa. Air France también presentó una denuncia contra el hombre, exigiendo una compensación de $555,000 euros por la pérdida financiera causada por la cancelación del vuelo. 

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.