El satélite «Sentinel-6 Michael Freilich» despegó con éxito hacia el espacio

El satélite oceánico europeo construido por Airbus «Copernicus Sentinel-6 Michael Freilich» ha comenzado con éxito su misión «Seeing-the-Seas». El 21 de noviembre de 2020, el satélite despegó desde el complejo espacial de lanzamiento 4E en la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California, EE. UU. Aproximadamente una hora y media después del lanzamiento, una estación terrestre en Alaska recibió las primeras señales de la nave espacial.


El Copernicus Sentinel-6 Michael Freilich llevará a cabo mediciones de alta precisión de la topografía de la superficie del océano. El satélite medirá su distancia a la superficie del océano con una precisión de unos pocos centímetros y utilizará estos datos para mapearlo, repitiendo el ciclo cada 10 días, la misión durará hasta siete años.

Además de medir el aumento global del nivel del mar y la circulación oceánica, el satélite registrará perfiles verticales de temperatura y humedad atmosféricas.


El Responsable de Observación de la Tierra, Navegación y Ciencia en Airbus, Philippe Pham, dijo:

Los hallazgos de la misión permitirán a los gobiernos e instituciones establecer una protección efectiva para las regiones costeras. Los datos serán invaluables no solo para las organizaciones de socorro en casos de desastre, sino también para las autoridades involucradas en la planificación urbana, la protección de edificios o la puesta en servicio de diques. Los datos también ayudarán a los científicos a mejorar aún más los pronósticos meteorológicos y las predicciones de huracanes”.

El satélite se encuentra en una órbita no helio-síncrona de 1.336 km con una inclinación de 66 grados para que pase sobre ubicaciones en diferentes momentos del día y de la noche, lo que le permite medir cambios que pueden variar a lo largo de 24 horas, como las mareas.
 
Los niveles globales del mar están aumentando actualmente en un promedio de 3,3 milímetros al año como resultado del calentamiento global; Esto podría tener consecuencias dramáticas para los países con zonas costeras densamente pobladas.
 
La misión Sentinel-6 es parte del Programa Copernicus de la Unión Europea para el medio ambiente. Esta misión comprende dos satélites y se ha desarrollado bajo el liderazgo industrial de Airbus. Si bien es una misión europea, Sentinel-6 es un verdadero ejemplo de cooperación internacional: ha sido desarrollado conjuntamente por la ESA, NASA, EUMETSAT y NOAA, con el apoyo del CNES.
 
Cada satélite lleva un altímetro de radar, que funciona midiendo el tiempo que tardan los pulsos del radar en viajar a la superficie y regresar al satélite. Combinadas con datos precisos de ubicación satelital, las mediciones altimétricas arrojan la altura de la superficie del mar.
 
El conjunto de instrumentos de los satélites también incluye un radiómetro de microondas avanzado que tiene en cuenta la cantidad de vapor de agua en la atmósfera, lo que afecta la velocidad de los pulsos del radar del altímetro.
 
El satélite pesa aproximadamente 1,5 toneladas. Ahora, comenzando con Sentinel-6 Michael Freilich, los satélites recopilarán mediciones satelitales de la superficie de los océanos, continuando una tarea que comenzó en 1992. Se espera que el segundo satélite Sentinel-6 continúe en 2025.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...