«Estamos seguros de que el 737 MAX es ahora un avión muy seguro»: EASA

Ante las frecuentes preguntas que surgen sobre la seguridad y fiabilidad del Boeing 737 MAX, recién recertificado por la Administración Federal de Aviación (FAA) después de quedarse en tierra por veinte meses a raíz de dos accidentes fatales, el organismo regulador europeo señaló este domingo, 20 de diciembre, que confía en que el avión ahora es muy seguro y que no dejó piedra sin remover durante la revisión exhaustiva del modelo.

La declaración fue hecha por el Director Ejecutivo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), Patrick Ky, durante una entrevista para la británica BBC News. Según él, desde el último accidente, Europa está llevando a cabo una revisión completa del diseño del 737 MAX, similar al realizado por Estados Unidos, pero de forma independiente; inspección que fue mucho más allá de las causas inmediatas de los dos accidentes y de las modificaciones propuestas por el fabricante.

Explica que EASA revisó todos los controles y sistemas de vuelo del avión y que su organización no dejó piedra sin remover durante el exhaustivo proceso. El objetivo, dice, era examinar cualquier cosa que pudiera causar una falla crítica. Como resultado, no dudó en afirmar que: «…estamos muy seguros de que ahora es un avión muy seguro”. Los pilotos deberán someterse a una capacitación obligatoria para el 737 MAX y cada avión deberá sujetarse a un vuelo de prueba para asegurarse que los cambios se hayan realizado correctamente.

Para volver a volar, ahora cada avión deberá estar equipado con un nuevo software actualizado del Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS) e integrar el segundo sensor de ángulo de ataque (AoA), así como sufrir cambios en su cableado e instrumentación. El proceso de recertificación fue realizado por Estados Unidos con la participación de Brasil, Canadá y Europa; la autoridad europea fue la única que aún no ha levantado la prohibición de vuelos, que se espera que ocurra a mediados de enero. 

RELACIONADO
Aterriza de emergencia sin tren de aterrizaje Beech King Air en Manzanillo

Confianza y nueva metodología

La mayor parte del trabajo inicial de certificación de seguridad del 737 MAX, que ocurrió en marzo de 2017, fue realizado por la Administración Federal de Aviación (FAA) y simplemente respaldado por el organismo europeo y tanto otros países, en virtud de un acuerdo internacional de larga data. Pero ahora, con las críticas que enfrentan los estadounidenses por haber dejado volar un avión defectuoso y haber provocado dos accidentes fatales, las cosas se harán de otra manera.

En particular, en los casos en que la EASA no sea la autoridad principal responsable del trabajo de seguridad, examinará las decisiones de otros organismos con mucha más atención y rigor, dijo Ky. «Haremos nuestra propia evaluación de seguridad, que será mucho más completa que antes», dice. Sobre la confianza del público en los organismos reguladores, sacudida por los accidentes, comentó:

Creo que hemos avanzado mucho en la evaluación de lo que salió mal y lo que se puede mejorar. Espero que el público confíe en nosotros cuando decimos que pensamos, y estamos seguros, de que el avión es seguro para volar”.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...