#FIA2022: Delta confirma pedido por 130 aeronaves 737 MAX 10

Tiempo de lectura: 3 minutos

Después de meses de especulaciones sobre el asunto, Delta Air Lines finalmente confirmó este lunes por la mañana, durante el primer día de la 52ª edición del Salón Aeronáutico Internacional de Farnborough (FIA), el pedido por hasta 130 aeronaves Boeing 737 MAX 10. Años después del lanzamiento del 737 MAX, era la única aerolínea entre las “Major Carriers” estadounidenses que aún no era cliente de la nueva generación del pasillo único de Boeing. 

La compra comprende 100 aeronaves como pedido en firme, más 30 unidades como opción de compra que podrá ejercerse en el futuro. Aunque oficialmente no se ha revelado el valor del acuerdo, fuentes cercanas a la negociación indican que el pedido de Delta está valorado en unos $15,000 millones de dólares; unos $2,500 millones menos de lo que sería considerando el precio de lista de cada avión, valorado en $135 millones de dólares.

Este es el primer pedido de Delta a Boeing en más de una década; el último pedido al fabricante estadounidense fue el 25 de agosto de 2011, cuando anunció la compra de 100 aeronaves 737-900ER. En los últimos años, Delta se ha acercado al fabricante europeo Airbus y las relaciones con Boeing comenzaron a desgastarse con más fuerza en 2016, cuando decidió demandar a Bombardier, acusándola de dumping en la venta de unidades del CSeries (A220) a Delta.

El motivo fue la decisión de la compañía de optar por el avión canadiense en lugar del 737 MAX 7, el más pequeño miembro de la familia 737 MAX. Y para empeorar las cosas, bajo la administración de Trump, obtuvo —con la excusa de protegerse— una orden ejecutiva del gobierno para cobrar un recargo por cada avión, lo que resultó en la decisión de Airbus (luego de la adquisición del programa) de comenzar a ensamblarlos localmente en Mobile, Alabama. 

Aunque las primeras entregas están programadas para comenzar en 2025, la aerolínea ya ha revelado algunos detalles sobre su futuro avión; un tercio de la flota de 737 MAX 10 de Delta estará configurada con 182 asientos en dos clases, siendo 20 asientos en Primera Clase y los demás 162 en cabina Económica, de los cuales 33 serán Delta Comfort+, que ofrecen más espacio para las piernas a través de un mayor espacio entre los asientos (pitch).

Como el resto de la familia 737 MAX, el MAX 10 también está impulsado por motores CFM International LEAP-1B y para asegurar una buena operación de las aeronaves en la flota, Delta acordó con el fabricante de motores CFM International la adquisición de 200 unidades del LEAP-1B, además de firmar un Acuerdo de Servicio de Marca (BSA) para hacer de Delta TechOps un proveedor especializado y autorizado por el fabricante para el mantenimiento de este tipo de motor. 

Al respecto, Ed Bastian, Director Ejecutivo de Delta Air Lines, comentó: 

El Boeing 737-10 será una adición importante a la flota de Delta a medida que damos forma a un futuro más sostenible para los viajes aéreos, con una mejor experiencia para el cliente, mejor eficiencia de combustible y el mejor rendimiento de su clase. Estos nuevos aviones ofrecen una economía operativa superior y flexibilidad de red, y el acuerdo refleja nuestro enfoque prudente para invertir nuestro capital. Este avión será volado, reparado y mantenido por los mejores profesionales en el negocio, y es su arduo trabajo y dedicación a nuestros clientes lo que siempre nos distingue [de la competencia]”.

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.