Los controladores de tráfico aéreo franceses convocaron a una huelga que se extendió desde el día 6 y 10 de marzo, dejando un impacto devastador para las compañías aéreas y los pasajeros, según estimaciones de Airlines For Europe (A4E).

Según recoge la revista en su versión digital, ATW, el paro afectó a más de 1 millón de pasajeros y dio lugar a 5.300 horas de retraso durante la semana que paralizó los centros de control de Brest, Burdeos y Marsella.

La autoridad advirtió y aconsejó a las aerolíneas que dejaran en tierra el 25% de sus vuelos en las zonas afectadas incluyendo rutas desde Reino Unido hacia Italia, Suiza y España, en una acción por memorizar el impacto de la acción industrial.

Según estimaciones de A4E la huelga tuvo un impacto de $12.8 millones de dólares directo al Producto Interno Bruto (PIB), en uno de los paros más largos desde hace más de seis años de los controladores franceses.

Thomas Reynaert, Director y gerente de A4E, dijo que enviarán una petición a la Comisión Europea y al Parlamento de la Unión Europea para que finalmente se tome acciones sobre las protestas, sin violar los derechos naturales del paro. Pidió el apoyo de los viajeros a su sumarse a esta petición, con el objetivo de que plasmen su inconformidad sobre las interrupciones ocurridas en días pasados, pues argumentó,  están próximas las vacaciones de verano y las huelgas no pueden continuar.

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.